CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

2 MIN

De 2015 a 1963; mucho ruido (o no) y pocos coches

Àlex Garcia | 20 Mar 2016
GP Mónaco 1963
GP Mónaco 1963

El Gran Premio de Australia del año pasado tuvo algo realmente especial. Una serie de catastróficas desdichas terminaron con 15 coches en la parrilla de salida, un número realmente paupérrimo. De hecho, la de la primera carrera de 2015 fue la parrilla de salida de la carrera inaugural del campeonato del mundo más poco concurrida desde el Gran Premio de Mónaco de 1963, donde también partieron 15 coches.

La verdad es que el caso del Gran Premio de Australia de 2015 es una carambola importante. Los Manor de Roberto Merhi y Will Stevens no habían salido en todo el fin de semana, Valtteri Bottas se perdió la carrera por lesión en la espalda tras la sesión clasificatoria, la caja de cambios de Daniil Kvyat cedió antes de llegar a parrilla y el motor Honda de Kevin Magnussen anunció lo que les esperaba a McLaren en 2015. Además, en la primera vuelta cayeron los dos Lotus y la carrera se quedó con 13 coches. Dos abandonos más durante esta y terminaron 11.

En el Gran Premio de Mónaco de 1963, la situación fue algo distinta. Tras clasificarse 16 coches -era el número estipulado por razones de seguridad en el Principado-, Chris Amon se perdió la carrera por cederle el coche a su compañero, Maurice Trintignant. Hubo seis abandonos y por lo tanto cruzaron la línea de meta nueve coches. Como anécdota, la carrera con menos coches en la salida fue el Gran Premio de Estados Unidos de 2005, aunque en aquel caso el escándalo de Michelin y Bridgestone tuvo mucho que ver.