Doce y el diamante todavía no aparece...

 |  @X3Humberto  | 

En el Gran Premio de Mónaco 2004, la escudería Jaguar Racing fue seleccionada para promocionar la película Ocean's Twelve y a uno de los creativos de la campaña se le ocurrió la "brillante" idea de incrustar dos diamantes, de la colección Steinmetz, valorados en 300 mil dólares cada uno, en los R5. El diamante asignado a Christian Klein desapareció tras su choque en la horquilla de Loews y aún hoy, tras doce años de aquello, se desconoce su destino.

De cuando la realidad supera a la ficción, pues el caso Jaguar Mónaco 2004 resultó tan rocambolesco como el film que publicitó. Colocar un diamante en la nariz de un Fórmula 1, en un circuito complicado y proclive a los accidentes, no era una opción muy lógica, pero el glamour de Monte Carlo pudo más que el sentido común y allí están los resultados.

Tras finalizar la carrera y recuperar el coche de Klein, el equipo Jaguar, y los dueños del diamante, quedaron fríos porque la joya había desaparecido, alguien se llevó tan valioso souvenir y eso no estaba escrito en el guión ni lo habían pensado los productores de la película.

Lee a continuación: Nadie se imagina un Mundial de Fórmula 1 sin GP de Mónaco

  • MotorsportsNews

    Por tontos jajaja.
    Ahora enserio, encima sucede en Mónaco donde si quieres ingresar los 300.000€ no hacen preguntas ¿no? Jaja lo digo porque es un paraíso fiscal y tal

    • M.A.

      Lo que sucede en Mónaco se queda en Mónaco.

  • emjpshyco

    Probablemente algún comisario avispado de los que recogió los restos del monoplaza de Klien se lo metiera en el bolsillo, o más probablemente aún, en los calzoncillos XDDDDDDDDD pocas más opciones hay, la verdad.

    • nuevoenesto

      Bueno, alguna hay...

      • emjpshyco

        ¿quién más podría estar cerca de los restos de un monoplaza accidentado? como no lo cogiera el propio Klien o algún mecánico...

  • trapaga46

    curiosísima historia, y me da que ese diamante ni esta ni va a aparecer, alguno lo tendra bien guardadito en su salon..

    • M.A.

      Pues yo, 300.000€, buscaria quien le diera salida "sin hacer muchas preguntas"
      Aunque me dieran bastante menos.....
      Un viajecito a Amsterdam, de incognito, quizá?

      • trapaga46

        esa es otra opcion ajajaj

  • Jacobo87

    Si alguien sabe la historia concreta que me corrija, porque hablo de memoria y no la encuentro por ninguna parte; pero creo recordar que este célebre caso del diamante sustraído no es el único en Montecarlo: en 1994 cuando Karl Wendlinger sufrió el terrible accidente a bordo de su Sauber que le dejaría una temporada inconsciente y nos privó del gran piloto que el austríaco iba a ser, algún desaprensivo (por decirlo de un modo suave) aprovechó la coyuntura y se llevó el reloj del piloto.

  • 1Up

    Bernie lo tiene!

  • Glemt

    ya a la distancia del tiempo, solo queda comentar que eser patrocinio fue una idea muy irracional... y su final tambien.

  • M.A.

    Tontos hay en todos los sitios. Por que será que ni la F1 ni Monaco se libran.
    Tontos y avispados. Ve y echale un galgo al que lo cogió.....
    Anda que lo va a decir, el tipo....
    Yo solo dire que a quien le pasan estas cosas por hacer este tipo de tonterias absolutamente innecesarias, yo me alegro. A ver si espabilan.
    Aunque ya se que no.

  • Yo voy mas alla. Y si perder el diamante formaba parte de la promocion?
    Quien nos dice que fuera autentico?
    Y que se siga hablando de ello 12 años despues demostraria la gran publicidad que fue aquello.
    No seria dificil de creer. Hemos visto cosas peores en la F1.