ESPACIOS
COMPETICIÓN
Cerrar CERRAR
Competición

2 MIN

Garry Rogers y Volvo finalmente divorciados

La disputa legal entre Garry Rogers Motorsport y Volvo ha finalizado tal y como se había previsto. Aunque el equipo de la Supercars tenga los chasis S60 para competir esta temporada, el fabricante sueco no concederá sus motores, así que los planes de Garry Rogers, de correr sin apoyo oficial, quedaron en la nada. Por tal razón, han decidido adquirir dos Holden Commodore para mantener su presencia en la serie.

Volvo anunció, abruptamente, a inicios del año pasado que dejaba la V8 Supercars, situación que dejó a Rodgers en un limbo pues desde 2014 se había asociado a los suecos y entre sus planes estaba renovar la alianza hasta 2019. En tal sentido, Rodgers pensó en utilizar los mismos S60 esta temporada, pero con motores Chevrolet genéricos, pero advirtió que sería una mala idea correr de ese modo en una categoría de Turismos tan prestigiosa.

Fracasó la negociación con Volvo y la elección más práctica era correr los chasis con motores Chevrolet, pero no era correcto. Al agotarse todas las vías, incluso propusimos comprar los motores V8 a Volvo, no quedó otro camino que adquirir dos Commodores. El trabajo para acondicionar los coches es de 16 semanas aproximadamente, pero hemos tenido que hacer el trabajo en 10.

Vía | Autosport

Cargando...