ESPACIOS
COMPETICIÓN
Cerrar CERRAR
Competición

2 MIN

La interrupción de la mejor racha de la historia

A lo largo de los primeros cuarenta años de la historia de la Fórmula 1, los accidentes mortales fueron una constante en la categoría aunque por fortuna con una progresión descendente en número. En la década de los años 90, «solo» hubo que lamentar dos fallecimientos, tras los cuales se entró en una época dorada de la seguridad en la Fórmula 1… hasta el Gran Premio de Japón de 2014.

El accidente de Jules Bianchi, que le causó las lesiones internas que acabaron con su vida meses más tarde, interrumpió una racha de veinte años sin ninguna muerte en pista en la Fórmula 1. Algo que habría sido impensable en el pasado pero que muchos aficionados habían llegado a dar por sentado. Por fortuna, la FIA nunca fue complaciente y las mejoras en materia de seguridad nunca han dejado de llevarse a cabo.

Desafortunadamente, la estadística decía que en algún momento había que llegar al fin de esa racha por ser el automovilismo y la Fórmula 1 un deporte inherentemente peligroso. El único consuelo que queda es la sacudida que hizo, una vez más, aumentar la seguridad. No compensa pero por lo menos hará menos probable que se repita una situación parecida en el futuro.

Dame tu opinión sobre este artículo

Ni fu, ni fa
Me ha gustado
¡Muy bueno!

Àlex Garcia

Cargando...