Sébastien Loeb se deja más de una hora encallado en las dunas de la quinta etapa

 |  @eloy_eg  | 

El Dakar 2018 sigue sin dar una sola jornada de respiro a sus participantes y nada más arrancar su quinta etapa volvimos a ver a favoritos en problemas. Tanto Sébastien Loeb como Carlos Sainz sufrieron en los kilómetros iniciales de dunas, pero la peor parte se la llevó sin duda el francés con más de una hora perdida con respecto a Stéphane Peterhansel.

Mientras que Sainz reemprendió rápidamente la marcha y pasó por el primer punto de control de la jornada a nueve minutos del líder de la carrera, en el caso de Loeb el nueve veces campeón del mundo de rallyes volvió a encallar kilómetros más tarde y acumula un retraso superior a una hora, que seguirá incrementándose al confirmar Peugeot Sport que no puede salir de un cráter donde se encuentra su 3008 DKR Maxi sin ayuda de las asistencias. Todo ello le aparta de la lucha por el triunfo absoluto.

https://twitter.com/peugeotsport/status/951087490743578624

Ni mucho menos Loeb y Sainz fueron los únicos en problemas durante este inicio de quinta etapa, que también vio retrasarse a hombres como Hirvonen, Despres (que pudo reparar su 3008 DKR Maxi), Terranova, Amos, Przygonski o Álvarez. Este terreno también está provocando cambios en otras categorías, pues Joan Barreda viene recortando tiempo en motos, en quads hemos visto a Ignacio Casale quedarse sin su rival más directo, el ruso Kariakin como consecuencia de una caída y en camiones ha sufrido un vuelco el Kamaz de Nikolaev.

Foto | Red Bull Content Pool

Lee a continuación: Cyril Despres arranca una rueda, Sébastien Loeb logra su primera victoria de etapa

  • Ferran Pistola

    Que pena. Me hubiese gustado que Loeb ganara al menos un Dakar, pero parece que no va a ser posible.
    Quizás su mejor oportunidad fue el año pasado.

    • Txesz

      Es mejor que no gane este año, asi le quedará el resquemor y puede que vuelva a terminar el trabajo en un futuro.

      Si lo ganase este año, último de Peugeot, veo practicamente imposible que regrese.