CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

2 MIN

Trece años y un podio de un motor impostor

Àlex Garcia | 22 Abr 2016
Heinz-Harald Frentzen GP EE.UU 2003
Heinz-Harald Frentzen GP EE.UU 2003

El pasado fin de semana en el Gran Premio de China se dio una circunstancia curiosa al ver el primer podio de Red Bull con su "nuevo" motor TAG Heuer. Evidentemente, el propulsor no deja de ser el mismo Renault que usaban la temporada pasada -o para ser precisos, una evolución-. Pero sí se da una curiosidad y es que el podio de Daniil Kvyat fue el primero de un motor "impostor" en trece años.

En ese entonces, Heinz-Harald Frentzen se subió a un podio de Fórmula 1 por última vez en su carrera deportiva con motivo del caótico Gran Premio de Estados Unidos de 2003. Lo hizo a bordo de un Sauber con motor "Petronas", que no era nada más que un propulsor Ferrari. Curioso que el nombre fuera el de la petrolera que hoy en día acompaña a Mercedes en la mayoría de sus actividades en el mundo de las carreras.

Pero quizás más curioso aún es el hecho de que en ese entonces, Sauber era el equipo asociado con cierta marca de bebidas energéticas... en efecto, el Sauber C22 con motor Petronas con el que Heinz-Harald Frentzen obtuvo el podio en el Gran Premio de Estados Unidos de 2003 en el circuito de Indianápolis llevaba los colores de Red Bull. Acompañándole en el podio, el equipo oficial de Mercedes -entonces McLaren- y un alemán con un Ferrari. Si es que la historia siempre se repite...