CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Opinión

3 MIN

Una parrilla igualada a pesar de todo

Eloy Entrambasaguas | 21 Mar 2016
Salida Australia 2016
Salida Australia 2016

Que nadie se lleve a engaño. No voy a vender aquí que tenemos un Mundial de Fórmula 1 abierto y emocionante por delante. Sería estúpido hacerlo tras ver que Mercedes sigue fuerte y que Ferrari sólo le podrá toser mediante carreras perfectas. Pero es una pequeña alegría comprobar que tras un año con Manor arrastrándose por los circuitos se reduce algo las diferencias entre pequeños y grandes del paddock tras lo visto en el GP de Australia 2016.

Aún tomando los mejores cronos absolutos, es decir, comparando Q3 con Q1, todos los monoplazas cumplieron con el 107% en la sesión de clasificación, lo cual ya supone un éxito. Pero es que en carrera vimos coches teóricamente más lentos (Manor, Renault, Haas; cada uno a su nivel) aguantar el ritmo e incordiar a monoplazas más rápidos en pista limpia. Si Hülkenberg y Bottas no pudieron con Grosjean, o Sainz y Verstappen tardaron tanto en dar cuenta de Palmer, o el propio Hamilton no fue capaz de superar en pista a Sainz, algo ha mejorado. Incluso Pascal Wehrlein se permitió el lujo de rodar durante el primer relevo en 14ª posición sin desentonar en exceso.

Obviamente a todo ello ayuda que los peores motores no estén en manos de los peores equipos. Red Bull ha hecho un trabajo excelente pese a seguir con el motor Renault (ahora renombrado Tag Heuer), McLaren ha mejorado por mucho que no sea suficiente para todos los que deseamos volver a ver triunfar a Fernando Alonso y en cambio los pobretones de la parrilla disfrutan de motores Mercedes y Ferrari, por muy desactualizados que estén. Y claro, para que se puedan emplear motores del año anterior con ciertas garantías tiene que haber un mínimo de estabilidad reglamentaria. Por eso los equipos pequeños son los que más se oponen a las revoluciones técnicas.

¿Significa eso que Manor logrará algo este año? Probablemente no. Pero es que no necesitamos que en Fórmula 1 todos los equipos puntúen. Al contrario, eso restaría valor al logro. Basta con que por muchas diferencias de presupuesto que existan todos los equipos tengan armas como para dar un susto si se dan las condiciones necesarias. Vamos, que este año sí podemos creer en que alguien emule lo de Jules Bianchi en Mónaco 2014. Y para mí eso se ajusta más a lo que es o debería ser la Fórmula 1 que por ejemplo lo que vivimos a inicios de 2012, con cinco equipos ganando las cinco primeras carreras. Porque si buscamos forzar por reglamento lo excepcional terminará aburriéndonos.

Foto | Red Bull Content Pool - Getty Images