CERRAR
MENÚ
Diariomotor Competición
Otros circuito

3 MIN

23Red Racing, el equipo satélite que apunta alto en el Supercars

tickford_racing_will_davidson_20_20

Tras la suspensión de la Melbourne 400, el campeonato Supercars tiene programado disputar la Tasmania Super400 del 3 al 5 de abril, en Australia las restricciones por el COVID-19 no han sido tan extremas como en otras partes del mundo, por tal razón los equipos se preparan para continuar el calendario. Entre ellos hay uno que destaca, el 23Red Racing, un satélite de Tickford Racing que participa con un Mustang cuyo piloto, Will Davison, se ha mostrado muy competitivo, tanto que desde ahora luce como principal alternativa ante la presencia de las estructuras oficiales.

Hasta ahora en lo que va de campeonato, cuatro pilotos afines al Ford Mustang están ubicados entre los cinco mejores, con Scott McLaughlin liderando la tabla. Davison marcha en la quinta posición muy cerca de sus predecesores y desde la pretemporada ya había avisado de sus opciones ya que había sido de los más rápidos y en las calificaciones de la Adelaide 500 confirmó que su ritmo no fue casual.

Por lo regular los equipos satélites suelen ganarse la simpatía del público puesto que la gente tiende a identificarse con la osadía del débil que reta al poderoso. En este caso, un veterano como Davison señala que el pilotar un Ford Mustang mejor preparado que el que tenía el año pasado le ha permitido brillar en estas primeras de cambio. También indicó que los cambios en las reglas efectuados por el Supercars, reducciones aerodinámicas y de potencia en los motores ha equilibrado el rendimiento entre Tickford Racing y DJR Team Penske, lo que le ha permitido establecerse como uno de los mejores ya que su coche proviene de Tickford.

Según explicó Davison, el año pasado fue uno de los más afectados con el cambio del Falcon al Mustang por el hecho de que las unidades clientes eran una especie de híbrido, eran carrocerías de Mustang sobre chasis de Falcon, situación que ha cambiado para esta temporada. Con respecto a su situación como único piloto de un equipo satélite de Tickford, señaló que todavía se está familiarizando con el grupo de ingenieros, de allí que espera que en un corto tiempo todos puedan dar con las razones por las cuales son rápidos en las sesiones de calificación pero en carrera el ritmo tiende a decrecer. De resto, está muy contento porque dispone de material con el cual lucirse.

En palabras de Will Davison:

Tickford es un gran equipo, siempre lo han sido. Aquí es importante que todos nosotros trabajemos juntos es lo que necesita cuando hay cambios. No hay una bala de plata en esta categoría, cualquiera que sea rápido lo sabe. Muchos dijeron que no se pudo con el Mustang del año pasado pero fueron campeones con el Falcon. El año pasado se dijeron muchas tonterías, seguimos haciendo lo nuestro, hemos estado desarrollando y tal vez solo estamos dando un paso más. No dejaremos de buscar ese último paso hacia la cima.

Vía | Speedcafe