A Alejandro Agag no le preocupan por ahora las pérdidas de la Fórmula E

 |  @eloy_eg  | 

Con una nómina de fabricantes implicados tan grande como la que disfruta la Fórmula E en su tercera temporada de competición puede sonar raro lo que varios medios británicos han publicado esta semana, que el campeonato registró un segundo año de pérdidas millonarias en el ejercicio cerrado en julio de 2016. Sin embargo esta situación dista mucho de ser preocupante para el máximo responsable de la Fórmula E, Alejandro Agag.

Tras perder 67 millones de euros en su primera campaña, las pérdidas de la Fórmula E se redujeron en su segundo temporada aproximadamente a la mitad, casi 34 millones. Pero Agag aseguró a Reuters que en ningún caso pretendían ganar dinero tan rápido y que al tener previsto un pasivo de estas características y salirles las cuentas a estas alturas prefirieron seguir invirtiendo lo ingresado en marketing.

Entre otras aventuras el español citó explícitamente la próxima cita doble de la Fórmula E en Nueva York, cuyo trazado ya ha sido desvelado de forma virtual y cuyo vídeo te dejamos a continuación. Hay que decir que aunque perder dinero nunca es buena noticia, la explicación de Agag suena creíble y hasta se puede decir que no indica nada especialmente negativo sobre la Fórmula E. Sin ir más lejos los ingresos del campeonato eléctrico se triplicaron en un año (de 19,7 millones a 56,6). Habrá que ver si la progresión se mantiene y los números rojos quedan atrás para cuando la Fórmula E afronte su importante salto previsto para la quinta temporada.

Via | Reuters
Foto | Michelin - Jérôme Cambier

Lee a continuación: Porsche Motorsport puede cambiar el Mundial de Resistencia por la Fórmula E

  • M.A.

    Cifras mareantes.
    Ellos sabrán. Manejando esos numeros, los simples mortales nos perdemos...
    Pero la FE de momento ha creado una estructura gigantesca que ahora debe rentabilizar. Solo a base de patrocinios creo que les va a costar un poquito.

  • Dinotuchi

    Señal que no todos estamos taaaaaaan preparados para salir de la prehistoria.