Cerrar CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónSearch Icon
Fórmula 1
Logo Icon

2 MIN

A Mario Illien no le convence el nuevo reglamento de motores

Supuestamente, las nuevas reglas de motores, que entrarán en vigencia a partir de 2021, llamarían la atención de fabricantes independientes ya que se orientan a bajar los costos y a simplificar la tecnología. Sin embargo, Mario Illien, reconocido diseñador de motores y fundador de la empresa Ilmor Engineering, no está muy convencido de que el nuevo reglamento resulte atractivo porque de igual manera para ingresar a la Fórmula 1 se necesitaría un fuerte respaldo financiero, además de la certeza de contar con uno o varios socios que paguen por el producto final.

Illien posee gran experiencia en la Fórmula 1 ya que además de participar con sus propios motores estuvo asociado a Mercedes, en su época de proveedor tanto de Sauber como de McLaren, y en 2015 asesoró a Renault con su unidad de potencia. Cuando se le pidió su opinión acerca de lo que planea Liberty Media y la FIA, llegó a la conclusión de que no podrá establecer un modelo de negocio con las supuestas nuevas reglas en el sentido de que no hay garantías de que los proveedores independientes, una vez diseñado y fabricado el motor, establezcan una rentable sociedad con sus clientes.

De forma velada se refirió a Cosworth en su última etapa en la categoría, cuando fueron socios de Virgin, Team Lotus y HRT. En teoría se establecería un límite en los presupuestos, pero en la práctica los equipos de bajo presupuesto nunca lograron despegar, situación que propició dificultades financieras que también afectaron al proveedor hasta obligarlo a desaparecer.

En principio, la reglas parecen orientadas en la dirección correcta, la tecnología debe ser más simple y menos costosa para construir motores de Fórmula 1. Pero para un fabricante de motores independiente, estas reglas todavía están fuera de alcance sin ayuda externa. En la Fórmula 1 no se puede desarrollar un modelo de negocios como el que Ilmor tiene en la Indycar porque, en el mejor de los casos, solo tendría uno o dos clientes, y si uno de ellos no paga la factura sería el final. Por tal razón, sin un patrocinador detrás no voy a construir un motor para la Fórmula 1.

Vía | Nextgen Auto