CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

4 MIN

Alonso y Sainz se intercambian los papeles habituales en la qualy de Qatar

Héctor Sagués | 20 Nov 2021
fernando-alonso-pit-lane-f1-qatar-2021
fernando-alonso-pit-lane-f1-qatar-2021

Contrastes marcados en la sesión de clasificación del Gran Premio de Qatar para el dúo español. Fernando Alonso y Carlos Sainz accedieron a la Q3 y fueron contendientes de una siempre lejana pole position, en esta ocasión con el orden no esperado. No solo quedó el Alpine por delante del Ferrari sino que Alonso realizó su mejor qualy esta temporada y mejor desde que se fue de Ferrari en 2014, rozando la segunda fila. Sainz fue a por una estrategia distinta y partirá con neumático blando a falta de ver cuál es el verdadero potencial en carrera.

La rapidez catarí veía mucha prisa en los pilotos para marcar tiempos bajo el polvo. Alonso brilló desde el primer minuto, prueba de la férrea lucha entre Alpine y AlphaTauri por la quinta posición en el Mundial de Constructores. El bicampeón llegó a ser tercero y con tiempos muy parecidos a los de Pierre Gasly, protagonista frecuente de los sábados y rival directo en la pelea monetaria entre equipos. Finalmente pasó Alonso sexto a la segunda sesión, Sainz cuarto entre los Red Bull.

Mismos derroteros en Q2, dónde la dupla española destacó aunque quizá en papeles invertidos a los acostumbrados. Gasly y Alonso fueron segundo y tercero respectivamente, solo por detrás del imbatible Lewis Hamilton en unos primeros intentos muy eficaces con ruedas blandas. Sainz sufrió bastante más y tanto Ferrari como McLaren parecían perdidas ante el avance de la zona media, entrando Lando Norris y el madrileño en el top 10 por poco más de una décima sobre unos sorprendentes caídos en Sergio Pérez y Charles Leclerc.

Estaba cara la batalla en Q3, escenario de la verdad en el que los diez participantes entraron a por todas en un caro comienzo. Mientras Hamilton se imponía con tranquilidad a Max Verstappen, Gasly y Alonso se situaban cuarto y quinto y mantenían la igualdad con apenas 30 milésimas de separación. Pero el francés partió el alerón delantero ante un piano agresivo en penúltima curva y detuvo su coche en el lateral de la recta de meta. Alonso levantó el pie y nadie mejoró posición, siendo el asturiano 5º y Sainz 7º tras su ex compañero Norris.

Alonso estaba alegre ante los medios de comunicación y también se mostró cauteloso respecto a sus opciones en carrera, escenario donde se suman los puntos y prefiere usar la cabeza en un circuito en que se muestra muy cómodo.

Gran qualy, el coche ha ido bien todo el fin de semana y el circuito es muy divertido. Le he dicho al equipo en broma si podía quedarme toda la noche corriendo si me ponían más gasolina. El ritmo es muy bueno con gomas nuevas y poca gasolina pero los puntos se dan mañana y la última vez que salí quinto me echaron de pista. No tenemos toda la información posible al ser un circuito nuevo pero sabemos que mantenemos bien los neumáticos. En Brasil ya fuimos una parada y sabemos que tenemos una tanda de 16-17 vueltas sin problemas, si hay degradación iremos bien.

Sainz apareció menos confiado y vio arriesgado el pase a la Q3, no conforme con la estrategia de ruedas medias. Sin llegar a asimilar el concepto como malo, el de Ferrari cree que sufrirá en un grupo de compuestos diferentes.

Muy tenso el pase a la Q3 con el compuesto medio, sigo sin tener claro si la media es la mejor goma para empezar la carrera. Nos la hemos jugado mucho con el segundo intento pero por suerte la jugada ha salido bien, supongo que los demás pilotos no ha encontrado el ritmo con blandos. Ya en Q3 la vuelta ha sido tan buena como esperaba. Con el blando aquí no vamos a ninguna parte y no tenemos ninguna ventaja, el comienzo será difícil saliendo con medios entre un mar de blandos y la verdadera duda es si haremos una o dos paradas.