CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros circuito

4 MIN

Ben Rhodes es el héroe local en Kentucky

Héctor Sagués | 18 Jul 2018
ben-rhodes-victoria-nascar-trucks-kentucky-2018
ben-rhodes-victoria-nascar-trucks-kentucky-2018

La Camping World Truck Series tuvo una cita inesperada en Kentucky. El milla y media más novedoso dio cierta acción en las categorías grandes pero se quedó frío para la cita de los pick-up, ya que apenas tres cautions hicieron acto de presencia en un evento de amplias distancias. Aumentaron el ambiente el calor de la noche y la proclamación victoriosa de Ben Rhodes, que corría en casa y dio a sus familiares, amigos y aficionados el mejor regalo posible. Se aseguró así el pase al play-off por el título para el cual solo quedan cuatro carreras y tres huecos por puntos.

Noah Gragson y Todd Gilliland abrían la parrilla con dos de los poderosos Toyota y entre ellos se coló Rhodes, el hombre de casa dispuesto a demostrar su velocidad ante el público local. Tyler Matthews abrió la carrera accidentándose tras un toque con John Hunter Nemechek y Cody Coughlin cayó más allá del top 10 al rozar el muro en paralelo con Justin Haley. Rhodes tenía un pick-up más rápido y atacó fervientemente al líder Gragson hasta que le adelantó por el exterior de la curva 2 a tres vueltas del final del primer segmento. Rhodes, Gragson, Gilliland, Brandon Jones y Grant Enfinger formaron el primer top 5 del día.

Los equipos optaron por cambiar solo dos neumáticos ante el poco desgaste del circuito con el sol bajo. Gragson y Jones se aliaron para batir a Rhodes en la resalida y el orden delantero apenas se movió, a pesar de que Gragson perdió casi dos segundos de distancia al frente. Nemechek, Johnny Sauter y el remontador Matt Crafton (que salió 30º al cometer un error en su vuelta de qualy) mantuvieron un apretado duelo en la parte final del top 10, pero quedaron lejos de las cinco primeas posiciones ocupadas por Gragson, Jones, Rhodes, Stewart Friesen y Enfinger al final del segundo segmento.

Parker Kligerman quiso jugar con la competencia e instaló dos gomas a diferencia de las cuatro habituales, perdiendo Gilliland y Gragson sus posiciones altas con paradas lentas (con motivo serio para Gragson al instalar un separador de rueda para arreglar una vibración y evitar que la rueda se descolgase del camión). Kligerman aguantó muy bien por el exterior y evitó que los rivales le adelantasen durante unas vueltas hasta que Friesen impuso su ley después de varios intentos. Brett Moffitt, Justin Haley, Rhodes y Jones se agrupaban en la pelea por la tercer posición e iban a por los líderes, cayendo Haley con menos ritmo y un golpe en el pelotón.

Rhodes pasó a Moffitt por el cuarto puesto y ejecutó un gran adelantamiento por el interior de la recta de meta a Jones y a Kligerman para ponerse segundo. Friesen pasó al lado de un choque entre Norm Benning y Josh Reaume del que NASCAR no quiso saber nada y mantuvo una prudente distancia de tres segundos sobre Rhodes. Kligerman cayó hasta la octava posición y conservó un cierto margen sobre Gragson, noveno tras su ajuste en boxes. Se abrió la última ventana de paradas, siendo Dalton Sargeant (7º) el primero. Friesen, Jones, Crafton y Gragson pusieron dos gomas nuevas, alargando Rhodes su detención sin cambiar neumáticos.

El overcut le funcionó a Rhodes, que aguantó durante los últimos 20 giros la mayor velocidad de Friesen para vencer en casa y asegurar su pase al play-off. Crafton, Jones y Nemechek completaron el top 5. Gragson finalizó octavo después de una mala decisión justo detrás de su irregular compañero Gilliland. Chris Eggleston fue undécimo en una actuación extraña tras salir arriba, aunque le fue mejor que a Sauter, 15º después de recibir dos sanciones en boxes. Kligerman perdió una nueva oportunidad al romperse la parte trasera de su pick-up y verse obligado a abandonar.