CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

5 MIN

Bloc de notas desde Le Castellet: Jueves

Àlex Garcia | 21 Jun 2018
pirellirectametapaulricard2018
pirellirectametapaulricard2018

La Fórmula 1 vuelve a Paul Ricard por primera vez en 28 años, además de efectuar su retorno a Francia para un Gran Premio de la categoría reina. La llegada se produce en medio de gran expectación y ganas de ver coches rodando en un trazado mítico, a pesar de las grandes modificaciones sufridas a lo largo de los años. Pero como siempre, en cada carrera hay historias, situaciones y peculiaridades del lugar que hacen que el ecosistema de la Fórmula 1 experimente momentos divertidos. El Gran Premio de Francia no es una excepción y en nuestro bloc de notas, os contamos lo mejor o lo más curioso del primer día en Paul Ricard. ¡Bienvenidos de vuelta!

- Parece que el Gran Premio de Francia supondrá todo un desafío logístico para la organización. Desde el mismísimo jueves, la afluencia de gente está siendo muy elevada, lo que hace que los periodistas y aficionados que se han combregado en el circuito de Paul Ricard se hayan encontrado con tremendas retenciones al intentar acceder al recinto. Los avisos de la necesidad de acercarse al circuito muy temprano empiezan a meter miedo entre quienes trabajan allí...

- Pero el caos organizativo del Gran Premio de Francia de este 2018 no se limita a los accesos y en general se nota cierta falta de rodaje en ciertos elementos. Pequeños fallos y pequeñas incomodidades que sin complicar la vida de forma extrema, sí que hacen que la vida sea algo menos fácil de lo que se espera o desea en un Gran Premio de Fórmula 1. Como muestra, un botón. Una de las periodistas españolas desplazadas a la carrera tenía que esperar más de media hora para recoger su pase de acceso al paddock porque... este no estaba listo.

- A pesar de los pequeños inconvenientes, es inevitable pensar en el encanto francés del circuito de Paul Ricard. Bonito entorno, con mucha naturaleza y con facilidad de navegación... pero eso sí, el paddock de la Fórmula 1 está dividido en dos partes, siendo una para los equipos y otro para la gente de prensa. De esta forma, el edificio donde está situada la sala de prensa para trabajar no está directamente sobre el paddock como es habitual, sino que hay que salir del mismo. ¿Inconveniente? Sí. ¿Peculiar? Pues también. Ah, y el tamaño del "Paddock 1" de Fórmula 1 es... ¡íntimo!

- Si hablamos de Francia, Fórmula 1 y elementos tradicionales, no podemos evitar mencionar lo remarcable de la presencia de un campo de petanca y de una 'boulangerie' en el paddock. En los muchísimos ratos muertos que hay en un fin de semana de carreras (nótese la ironía), los periodistas podrán echarse unas partidas del popular juego antes y después de meterse algunos bollos entre pecho y espalda. O eso, o será algo centrado en los VIP's, pero en cualquier caso es una imagen curiosa en el mundo de la Fórmula 1. La France est de retour!!

- Sin duda, la imagen más extraña en lo que llevamos de Gran Premio de Francia (poco, un día, nada en pista) es la de las esculturas con forma de mono que hay en el paddock. Todas ellas son obra del artista francés Richard Orlinski. Las dos más conocidas son el 'Wild Kong' y el 'Wild Kong Oil', ambas presentes en el paddock.

- ¡Drama en Paul Ricard! Bueno, quizás no tanto, pero lo cierto es que a día de hoy los coches de Fórmula 2 y GP3 no podrían salir a pista. Desde su paddock, intentaron meterlos cruzando una puerta... pero los monoplazas se quedan enganchados y habrá que hacer cambios. Una opción es cambiar la puerta para que puedan entrar con mayor facilidad... otra es buscar otro sitio por el que entrar en el circuito. Qué cosas pasan, cuando un circuito está fuera del calendario durante tanto tiempo...

- Para los aficionados franceses, el fin de semana del Gran Premio es verdaderamente especial. Entre otras cosas, Renault ha traído varios monoplazas históricos de su larga presencia en la Fórmula 1 para deleitar a quien quiera y pueda verlos de cerca. Sin duda, historia del automovilismo en la punta de los dedos.