Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Monoplazas
Logo Icon

3 MIN

Carlin confirma a Max Chilton y a Charlie Kimball para esta temporada de la IndyCar

Carlin Motorsport anunció que conservará a la pareja de pilotos que compitió en la pasada temporada de la IndyCar junto al equipo, con la novedad de que Max Chilton estará como piloto a tiempo completo, en tanto Charlie Kimball estará a tiempo parcial. La novedad en este caso es que el patrocinador de Chilton, la firma Gallagher, invertirá mayores recursos para asegurar la campaña completa del piloto inglés tras el volante del Dallara Chevrolet número 59, en contraste con el patrocinador de Kimball, Novo Nordisk, cuyo aporte no garantiza la presencia del piloto en todas las fechas.

Para Chilton será su cuarta temporada en la IndyCar. Hasta ahora, en sus 50 participaciones ha finalizado ocho veces en el top 10 y ha liderado 76 vueltas, 50 de ellas en las 500 Millas de Indianápolis de 2017, edición en la cual llegó en el cuarto lugar. La relación profesional entre Chilton y Trevor Carlin se remonta a su paso por la Fórmula 3 y la GP2 Series, de allí que no resultó extraño que siguiera junto al equipo a pesar de ser un piloto inglés participando en una categoría norteamericana. Y es que el cuartel principal de Carlin está en Inglaterra, pero su base de operaciones para la IndyCar se ubica en Florida.

Aunque el programa en Norteamérica, en lo que respecta a la IndyCar Series, no ha resultado tan exitoso como lo ha sido en Europa en sus distintas categorías, se debe considerar que la temporada de 2019 será la segunda del equipo en la categoría tras debutar el año pasado, luego de ascender desde la Indy Ligths. Es obvio que Carlin sigue fiel a su filosofía de impulsar las trayectorias de jóvenes pilotos y otros que buscan consagrarse. Nombres como Will Power, Josef Newgarden, Takuma Sato, Robert Wickens, Ed Jones, Conor Daly, Jordan King, Jack Harvey, Colton Herta y Marcus Ericsson, tuvieron algo que ver con Carlin antes de desembarcar en la IndyCar.

En palabras de Trevor Carlin:

Estamos muy contentos por haber mantenido a nuestros pilotos y sus patrocinadores. La temporada fue buena, no tuvimos problemas de fiabilidad. Corrimos cada vuelta que pudimos, pero nos faltó ritmo en comparación con nuestros competidores. Participamos en cinco o seis categorías diferentes en todo el mundo, pero la competencia en la IndyCar es absolutamente feroz. Nuestro objetivo es seguir mejorando, ese es el lema de nuestra compañía.

Vía | IndyCar

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable