Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Fórmula 1
Logo Icon

3 MIN

Carlos Sainz y unos puntos que saben a poco: "El quinto puesto más agridulce de mi carrera"

Carlos Sainz ha estado en plena lucha por el podio en un loquísimo Gran Premio de Alemania. El de McLaren ha terminado cerca de Lance Stroll, Daniil Kvyat y Sebastian Vettel en lo que ha sido una jornada marcada por la lluvia, las decisiones y el cometer pocos errores. Hockenheim ha sido una lotería.

Primero por la variabilidad del estado del asfalto. Mojado-seco-mojado-seco. En este orden. Los equipos tenían que fiarse de los pilotos, y éstos mantener la sangre fría en pista. Los errores mencionados por exceso de confianza o desconcentración pasan factura. Para Sainz, a nivel estratégico no ha cometido ningún fallo dadas sus circunstancias y sus luchas. Ser quinto le sabe agridulce, por la falta de podio, pero está contento ya que suma puntos importantes en el campeonato. En especial, con el abandono de Lando Norris.

"El quinto más agridulce de mi trayectoria. Difícil hacer una lectura con la de cosas que han pasado. ¡No sé ni qué ha pasado! Se nos ha escapado el podio, creo. Los que no tenían nada que perder han puesto los secos, cuando yo lo pedía por radio. Si montabas slick y fallabas en el último coche de seguridad, quedabas como un tonto. Si lo hubiésemos montado, hubiésemos hecho podio, pero creo que ha sido la decisión correcta. Los que no tenían nada que perder han ganado esta vez. Estoy muy contento por las decisiones".

Las declaraciones a Movistar también han dejado clara su postura con el equipo: está contento, hay buen ambiente y sabe que se va en buena dirección. El trabajo duro da sus frutos, y quiere conseguir un podio por ritmo puro. Confía en lo que se cuece en Woking, y eso se nota en sus resultados en pista. En especial, en su rendimiento en mojado. Hay que confiar en el coche, en sus reacciones ante situaciones que cambian vuelta a vuelta.

"Me he visto bien luchando de tú a tú con los Mercedes y los Ferrari en condiciones mixtas. He presionado hasta a Bottas saliendo del pit-lane. Luego no conseguí pasar a Stroll y nos ralentizó a los dos. Cuando se secó, los Mercedes y los Ferrari ya iban más rápidos. Ojalá podamos mejorar el coche y que el podio caiga por ritmo puro".

Una de esas situaciones le ha pillado desprevenido. Sainz se salía en la Sudskurve y trompeaba al acelerar en la escapatoria de asfalto. Al ser la escapatoria parte de una pista de aceleración, hay un exceso de goma que ha generado una pista de hielo artificial. El madrileño de McLaren no ha sido el único en salirse ahí. Charles Leclerc y Nico Hülkenberg han acabado su carrera contra las protecciones, mientras que a Lewis Hamilton le ha ido de poco no dar por finalizada su participación en el Gran Premio de Alemania. Varios pilotos han resaltado esa falta de agarre. Sainz ha optado por ser neutral y considerarlo como un handicap extra en una carrera ya de por sí complicada.

"Es lo mismo para todos al final. Unos hemos trompeado, otros han chocado y otros ni lo han tocado. Eso ha hecho las cosas más interesantes. Es raro estar quinto y no sonreír".

La semana que viene la F1 llega a Hungría antes del parón veraniego. Último cartucho de algunos equipos para reivindicarse e irse de vacaciones con buenas sensaciones. Si las cosas siguen así, Sainz podrá irse satisfecho con su primera mitad de temporada. La segunda aguarda ya, pero el Hungaroring aguarda.

Foto | McLaren Media 

Carlos Sainz Vázquez de Castro es un piloto de Fórmula 1 que ha estado ligado durante años al programa de jóvenes promesas del equipo Red Bull. Hijo del también piloto, Carlos Sainz Senior, el español figura en ...

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable