ESPACIOS
COMPETICIÓN
Cerrar CERRAR
Competición

6 MIN

El cerebro, próximo campo de mejora en la preparación de los pilotos profesionales

No todo está inventado en esto de las carreras. La innovación dentro del motorsport no se ha detenido en ningún momento, algo que no sólo implica a los vehículos, sino que también va más allá, con los pilotos como grandes protagonistas y con los entrenamientos más allá de los músculos. Nissan es uno de los equipos que precisamente está llevando prácticamente hasta ahora en secreto un programa con el nombre de ‘Brain to Performance’ que precisamente pretende ayudar a los pilotos que la marca nipona tiene en el Campeonato del Mundo de Fórmula E.

La iniciativa, según la información oficial busca “estudiar la función y la anatomía del cerebro del conductor, muestran cómo los protocolos de entrenamiento cerebral pueden mejorar con éxito las funciones cognitivas de los conductores”, en un largo proceso que comenzó con el estudio del comportamiento de su propio cerebro por parte del Dr. Lucian Gheorghe, que es el responsable del programa, todo ello mientras conducía de vuelta a casa o en distintos trayectos en tráfico abierto, pero que después ha tenido como sujeto de pruebas al propio piloto de pruebas de Nissan, el italiano Luca Ghiotto.

El brasileño ha sido pieza clave para el proyecto, ya que en él ya se han podido establecer avances con el programa que el equipo médico ha puesto en funcionamiento en materia de estimulación, ayudándoles a la hora de mejorar la respuesta de su cerebro en entorno de alta presión, así como en lo rápido que procesan la información. No sólo se trata evidentemente del talento natural, sino que los responsables del Brain to Performance de Nissan creen que también se puede alcanzar un nuevo nivel de entrenamiento.

Los resultados señalan que los sujetos sometidos a este programa “experimentaron mejoras en la toma de decisiones complejas, resistencia al estrés y la fatiga, y tiempos de reacción más rápidos. Estas mejoras pueden ayudar a reducir los errores en la pista y maximizar el ritmo y la consistencia de los conductores”. Estos pasos adelante de Ghiotto parecen haber terminado de convencer a Nissan para que se amplíe a los pilotos titulares de la Fórmula E, además de no descartarse que también pueda hacerse extensible al Super GT.

¿Cómo se ha desarrollado el Brain to Performance?

Como decíamos previamente, se ha llevado relativamente en secreto ya que el proyecto se lanzó desde la séptima temporada y actualmente nos encontramos en la décima. En ese punto se definieron tres áreas de trabajo clave: comparar las funciones cerebrales de los pilotos de carreras con las de los conductores cotidianos (de ahí que Lucian fuera su propio conejillo de Indias), evaluar el vínculo entre la estimulación cerebral eléctrica y el rendimiento en la pista, y evaluar el potencial de esta tecnología para mejorar las habilidades generales de conducción fuera de las carreras.

Ya de cara a la Season 8, formaron dos grupos de control: uno que se sometió a estimulación cerebral y otro que no. Los conductores no profesionales de estos grupos participaron en sesiones de prueba en simuladores de carreras en la Universidad de Essex y en el Campus Biotech (Ginebra). En aquel momento se puso a prueba sus capacidades frente a 10 sesiones en pistas que no conocían, con unos resultados excelentes que indicaban que el grupo que sí recibió estimulación tuvo un desempeño un 50 por ciento más rápido y aprendió los circuitos un 50 por ciento más rápido. Los pilotos de carrera por su parte mostraron “mayores habilidades visomotoras, mayor coordinación cerebral y mayor conciencia del estado biológico”.

Con un departamento ubicado en Silicon Valley y con la colaboración en el proyecto tanto de la Universidad de Texas como de los científicos de Wave Neuro, se puso a disposición de los pilotos un dispositivo Sonal de estimulación del cerebro, el cual utiliza ciertas frecuencias para apuntar a áreas específicas del cerebro, con el objetivo de ayudar con trastornos como el desfase horario y la falta de sueño, mejorar los tiempos de reacción y minimizar el error humano, todos ellos puntos clave cuando hablamos de pilotos. La propia empresa Wave Neuro ya trabajó en el pasado con el Ejercito de los Estados Unidos para ayudar a superar el estrés postraumático que suelen generar los conflictos bélicos, así como jugadores de fútbol americano que puedan haber sufrido lesiones en el ámbito cognitivo

Después de usar el dispositivo Sonal durante la temporada 9, se realizó un escaneo al final del curso para poder comprobar el impacto en las funciones cognitivas de los pilotos. Las mejoras tanto en la velocidad como en la claridad del cerebro respaldaron la hipótesis de la investigación, y se concluyó que “un entrenamiento adicional con este dispositivo durante un período prolongado podría ayudar a los conductores a optimizar su rendimiento”.

La posibilidad de ampliarlo también a otros campos

A nuestras cuestiones, le propusimos a los responsables del proyecto no sólo buscar cómo aprende el cerebro de un piloto de velocidad y uno de resistencia, por ejemplo, cuando este ya se encuentra después de varios stints, faltos de sueño y descanso o en plena noche, sino también la diferencia entre los competidores de circuitos y los de rallyes o raids, los cuales están obligados no sólo a concentrarse en su conducción, sino también en las indicaciones de sus copilotos.

Sin lugar a duda se trata de una investigación revolucionaria, capaz de ayudar a los pilotos no sólo a concentrarse mejor durante más tiempo, aprender mejor un circuito o adaptarse mejor a un nuevo coche, sino que en otras disciplinas también puede permitir que las notas desde el asiento derecho puedan ser asimiladas a mayor velocidad por el cerebro del piloto, permitiendo mejorar el rendimiento. El propio Doctor Lucian nos comentó a nuestra propuesta que estaría encantado de poder llevarlo a cabo y que se presenten también pilotos de otras disciplinas en el estudio.

Además, desde Nissan confirman que los avances en este programa han acelerado enormemente la investigación hacia el desarrollo de un sistema de mejora de las habilidades de conducción, accesible a todos los conductores, e incluso no es descartable que también puedan servir de datos para el desarrollo de sistemas de seguridad activa y tecnologías de conducción autónoma.

Cargando...