Componentes Open Source, una magnífica idea para la contención de costes

 |  @eloy_eg  | 

La extensa rueda de prensa desgranando las claves del reglamento 2021 celebrada este jueves en Austin da para muchos comentarios en los próximos días y semanas. Pero hay un aspecto extremadamente interesante y revolucionario en el que merece la pena detenerse. Hablamos de los denominados 'Componentes Open Source', determinadas piezas cuyos planos los equipos deberán poner a disposición de sus rivales.

Bajo el nuevo reglamento habrá cinco tipos de piezas que compondrán un F1: 'Listed Team Components' (que cada equipo deberá diseñar y fabricar), 'Standard Supply Components' (abierta a que terceros los suministren), 'Prescribed Design Components' (impuestos por la FIA), 'Transferable Components' (que los equipos podrán venderse entre sí), y aquel al que nos referimos en este texto, 'Open Source Components', probablemente el más revolucionario de todos.

El principio es sencillo: en Fórmula 1 los equipos se gastan cantidades astronómicas en partes que los aficionados apenas pueden percibir en busca de una ventaja sobre sus rivales. Al obligar a compartir toda la información sobre esa pieza clave, la inversión descomunal pierde sentido, pues la competencia no tardará en tener todos los detalles al respecto. No sólo favoreces que los pequeños de la parrilla tengan acceso fácil a las novedades de los grandes sino que por el camino se deja de perder tiempo y dinero en estudiar y copiar a rivales.

Lógicamente ahora la clave estará en qué componentes serán considerados 'open source' por la FIA. De momento Nicholas Tombazis aseguró en conferencia de prensa que se tratará de piezas no cruciales y por supuesto también dependerá de la periodicidad con la que se divulgue la información... Pero está claro que hablamos de una revolución en ciernes. ¿Habría dominado Mercedes como ha dominado desde 2014 de haber tenido todo el resto la parrilla acceso a sus planos?

Lee a continuación: El Mundial de RallyCross presenta el primer borrador del calendario 2020 con dos citas peninsulares