CERRAR
MENÚ
Diariomotor Competición
Otros circuito

3 MIN

Cosworth es el elegido para suministrar los sistemas híbridos del BTCC

btcc-hibridos-2022-cosworth-3

A principios del mes de abril, el Campeonato Británico de Turismos anunciaba que sacaban una licitación para encontrar un suministrador de sistemas híbridos para la temporada 2022 que diseñara y fabricara un paquete que fuera competitivo, barato y fiable. Finalmente ha sido Cosworth Electronics el elegido para ser responsable de esta nueva era híbrida que se asoma para el BTCC.

Los pocos detalles que han hecho públicos los promotores de la competición, TOCA, es que será el propio piloto el que elija cómo gestionar la potencia eléctrica durante las carreras, tanto para defenderse de sus rivales como para intentar realizar un adelantamiento. Será a partir de la segunda vuelta cuando los conductores decidirán cómo emplear ese extra de potencia y cómo y cuándo regenerar la energía. A través de un botón situado en el volante el piloto activará la entrega de potencia cuando haya conseguido una tracción óptima, desactivándolo con una segunda pulsación, la llegada del tiempo máximo de utilización por vuelta (será inferior a los 15 segundos) o la utilización de los frenos.

Según las primeras simulaciones realizadas por la propia Cosworth apuntan a que la principal diferencia se produce en rango de revoluciones bajos, momento en el que ese extra de potencia eléctrica permitirá alcanzar la ventana de turbo de forma más rápida. Según los datos en el circuito de Silverstone, dos coches que salen acelerados de Copse, el automóvil con la potencia híbrida desplegada debería alcanzar 8 metros antes la siguiente zona de frenado. Habrá unas especificaciones distintas en caso de condiciones de poco agarre como la lluvia.

Quizás lo más destacable es que TOCA decidirá emplear esta solución como alternativa a los lastres competitivos, variando entonces la cantidad de energía regenerada y la potencia máxima que se puede emplear. En cuanto al peso, se estima que el sistema híbrido esté en los 64 kilogramos (motor eléctrico, baterías de 20 kg, electrónica, cableado…), 10 kg menos que la penalización de peso más desfavorable que se situaba en 75 kg. El motor eléctrico se integra dentro de la caja de cambios modificada actual de BTCC Xtrac y aportará unos 40 CV que se sumará a la potencia actual de los propulsores 2.0 litros.

El BTCC llevará a cabo parte de lo que planteó el WEC, aprovechando que las baterías son recargables a través de tomas de 240 V, por lo que los pilotos deberán circular por el Pit-Lane en el modo eléctrico puro. El precio del alquiler por temporada para los equipos ronda las 20.500 libras (22.865 euros) que incluyen todos los elementos, su instalación, el mantenimiento y la asistencia de un ingeniero de Cosworth.

La decisión final es la introducir estos sistemas en 2022, la fecha original, descartando por tanto el adelantarla a 2021 tal y como se había propuesto como posibilidad cuando fue realizado en anuncio en agosto de 2018. La normativa técnica de los NGTC híbridos se mantendrán hasta 2026.