ESPACIOS
COMPETICIÓN
Cerrar CERRAR
Competición

3 MIN

Nuevo nombre e imagen: el Cupra León e-Racer ya está listo para empezar a competir

Si ya hemos hablado de él en numerosas ocasiones, todavía faltaba la gran presentación del primer vehículo 100% eléctrico de competición del fabricante de Martorell. Ha llegado de la mano de la presentación de su homólogo bajo el reglamento TCR, con una propuesta que ahora competirá en el recién presentado PURE ETCR y que pasa a tener el nombre de Cupra León e-Racer, aprovechando por tanto el lanzamiento del modelo de producción y la electrificación de la gama.

De esta forma se actualiza el diseño exterior, buscando recoger las principales formas del nuevo modelo de Cupra, aunque con detalles diferenciadores respecto al Cupra Leon Competición, empezando por que la calandra es ocluida debido a que no se necesita el flujo de aire para refrigerar un motor de combustión interna. En su lugar, el Cupra León e-Racer consigue hasta 690 CV de potencia (500 kW) y 960 Nm de par debido a la presencia de cuatro motores eléctricos que son alimentados por baterías refrigeradas por líquido que están compuestas por hasta 6.072 pilas.

Curiosamente, sus prestaciones le permiten completar el 0 a 100 km/h en menos de 3 segundos, situando además la velocidad punta en los 270 km/h, una velocidad para la que ha sido preparado aerodinámicamente, ya que vemos cómo se han diseñado nuevos faldones laterales y un difusor específico para dicha versión, mientras que los alerones del alerón trasero son más cortos, lo que lo lleva a estar situado en una disposición inferior a la que vemos en su homologo de combustión interna. El coche va mucho más bajo e indudablemente se logrará un reparto de pesos mucho mejor que el del León Competición debido a su configuración de vehículo eléctrico.

Dos pilotos y embajadores de altura:

Como ya ha sido confirmado, Jordi Gené y Mattias Ekström serán los encargados de pilotar las dos unidades que en principio se alinearán en la temporada “cero” que se celebrara en este 2020. Más adelante incluso se ha deslizado abiertamente por parte de los organizadores que incluso se podría optar por llevar la competición al hielo o a la nieve, algo que no nos resulta ya nada extraño después de haber visto al e-Racer en sus primeros pasos de desarrollo rodando sobre este tipo de superficies.

En cuanto a los costes de cada unidad, François Ribeiro quiere que estos se mantengan contenidos, sabiendo que estarán obviamente por encima de los del TCR, aunque se espera que no superen los de los extintos TC1, teniendo en cuenta que los equipos tendrán que adquirir un E-kit estándar, el cual consta de la batería, el tren motriz y el sistema de enfriamiento. En cuanto a la recarga, esta se realizará a través de generadores de hidrógeno.

Cargando...