Dakar 2019: los hermanos Coronel han evolucionado a 'La Bestia'

 |  @fernischumi  | 

Llegaron a la meta juntos, una vez más, aunque en este caso con más de 113 horas de carrera, acumulando casi 64 más que los ganadores, Carlos Sainz y Lucas Cruz, pero al menos cumplieron con el objetivo de competir y terminar el Rally Dakar. Tim y Tom Coronel completaron la edición de este año en 35ª posición como el tercer mejor equipo neerlandés en coches. Solo unas semanas después, una vez que se quitaron el polvo del desierto de encima, ya estaban pensando en qué hacerle a la Bestia construida por Jefferies para competir en el Dakar 2019.

Será la tercera ocasión en la que estén inscritos en el rally-raid más duro del planeta juntos después de afrontar esta dura aventura compartiendo habitáculo en 2008 por primera vez y repitiéndolo justo una década después. Los dos pilotos de 46 años de edad se han centrado en evolucionar su buggy 4x2, el cual mantendrá en este caso el potente motor V8 de 6.2 litros de origen Chevrolet LS3 que ya utilizó el pasado mes de enero.

La carrocería ha sido completamente rediseñada, en este caso tomando la fascia y las ópticas del Nissan Qashqai y adaptándolos al concepto buggy estadounidense. Obviamente sin respaldo oficial de ningún fabricante (el fabricante de neumáticos Maxxis seguirá siendo su principal apoyo), la razón ha sido meramente técnica, especialmente de los muchísimos problemas de sobrecalentamiento que tuvieron en el Dakar 2018. La situación llegó a ser tan crítica que el vehículo de los hermanos Coronel fue perdiendo gran parte de los paneles con el único objetivo de permitir que el flujo de aire pudiera llegar al propulsor. El capó delantero y el trasero se quedaron por el camino. Todo ello consecuencia directa de que no pudieron poner a prueba el coche más allá de unos pocos kilómetros de test en Los Ángeles antes de comenzar la carrera sudamericana.

Tim Coronel ha sido el encargado de liderar el proyecto en las instalaciones del equipo en Huizen mientras que su hermano se mantenía un año más en activo dentro de la competición de turismos, concretamente en el WTCR, naciendo así el 'The Beast 2.0', más ligero y potente que su predecesor. Se ha optado por una carrocería echa en Kevlar, siendo ahora 200 kilogramos menos pesada y contando con algo más de potencia, 412 CV y un par motor de 620 Nm. Aunque la parte mecánica no ha recibido muchas modificaciones sí se han ajustado las suspensiones, demasiado blandas el pasado mes de enero, muy al estilo Baja estadounidense.

Precisamente los hermanos Coronel vinieron a probarlo por primera vez a España, hace apenas dos semanas y en medio de la Gota Fría que azotó especialmente a la zona este de la península. Aunque inicialmente tenían planeados los test en Valencia, finalmente tuvieron que llamar a Xevi Pons, el cual les facilitó un nuevo lugar en Cataluña para realizar la jornada de pruebas y además ayudarles a reglar las suspensiones. Veremos de qué son capaces.

Lee a continuación: IVECO vs KAMAZ, el Dakar 2019 ya tiene los nombres de los protagonistas entre los camiones