CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

3 MIN

Daniel Ricciardo podría acumular más penalizaciones tras el fiasco de ayer en clasificación

Esteban | 16 Jul 2017
Daniel Ricciardo GP Gran Bretana Q1
Daniel Ricciardo GP Gran Bretana Q1

Daniel Ricciardo es uno de los mejores pilotos actuales de la parrilla de la Fórmula 1. Tiene las grandes cualidades necesarias para destacar: velocidad, arrojo, consistencia y es un gran "carrerista". Pero la fortuna no estuvo de su parte ayer en la clasificación para la parrilla de salida de hoy domingo. Un fallo mecánico cuando lideraba la caótica Q1 lo apartaba de la lucha por un puesto entre los diez primeros, teniendo en cuenta la penalización de cinco puestos para la parrilla que le cayó por sustituir la caja de cambios. Para hoy, se especulaba si no cambiarían más piezas en su Red Bull aprovechando la penúltima posición desde la que saldrá.

Ante una normativa tan injusta como la que tenemos actualmente, que penaliza al piloto por los fallos de fiabilidad en vez de imponer otro tipo de sanciones más adecuadas a la naturaleza del agravio, poco pueden hacer los equipos más que aprovechar y penalizar al máximo con vistas a ofrecer el mejor coche posible a su piloto para la carrera en curso, y la siguiente. Este reglamento está mal dimensionado. Si bien da emoción saber que un coche de los de delante sufrirá con cinco puestos extra para la salida, cebarse en los más débiles (McLaren a día de hoy) es algo desproporcionado.

Pero volviendo a Ricciardo, está utilizando actualmente su cuarto motor (o sea que el próximo cambio incurre en penalización) y se sospecha además que el problema de ayer estaba muy relacionado con el turbo. Es el momento de tomar las decisiones pertinentes para afrontar un Gran Premio difícil desde la cola del pelotón, una carrera en la que será muy difícil verlo repetir podium como viene siendo habitual. Acerca del fallo de ayer:

Creo que fue algo relacionado con el turbo, fue el primer sonido que escuché que no parecía muy sano. No tengo idea sobre cómo trabaja el motor, pero creo que sé cómo suena un turbo. Empezó a hacer ruidos extraños y comencé a perder potencia, así que desde el punto de vista de la integridad del motor, todo se apaga.

Al menos esto sucede en un fin de semana en el que a Red Bull le está costando coger el ritmo, en palabras de Verstappen "no somos  lo suficientemente rápidos", así que Ricciardo se lo toma con filosofía:

Esa es la forma en que tengo que mirarla ahora. No tendría pole, pero diría que habría hecho quinto, sexto, entonces estás décimo, undécimo [con la penalización de cinco puestos] así que desde ese punto de vista tal vez sea - no quiero decir una bendición- pero quizás no es un desastre terrible. Podría haber ocurrido mañana, y ahora podemos poner algunas cosas nuevas en el coche.

Optimismo no le falta. Toca esperar cómo se da la carrera hoy, porque existen algunas probabilidades de lluvia durante la misma (nada oficial, de momento).