ESPACIOS
COMPETICIÓN
Cerrar CERRAR
Competición

3 MIN

Desde Mercedes exponen sus razones para no aparecer en la serie de Netflix

Los productores del documental «Drive to Survive», serie de diez episodios que se transmitirá en Netflix a partir del mes de marzo, manifestaron públicamente que tanto Ferrari como Mercedes se negaron a participar en las grabaciones, situación que se catalogó de decepcionante ya que la definición del pasado campeonato fue entre estas dos escuderías, así que la narrativa de la serie se tuvo que enfocar en otros temas. Se llegó a pensar en primera instancia que el desaire fue producto de la imposibilidad de llegar a un acuerdo monetario, pero al parecer no fue así.

Paul Martin, productor ejecutivo de Drive to Survive, señaló que Ferrari y Mercedes se negaron a participar porque querían operar en términos diferentes al resto de los equipos, de allí que los demás productores decidieran seguir adelante sin las dos mejores escuderías de la temporada, situación que sin duda afectará la promoción de la Fórmula 1, de la forma en que la habían establecido para la edición del material audiovisual.

Mercedes y Ferrari querían operar bajo diferentes términos para el resto de los equipos, y nosotros, como productores, y Netflix como plataforma de transmisión, no nos sentimos cómodos con eso. Iba a ser todo o nada y si esos términos fueron lo suficientemente buenos para los otros ocho equipos, también deberían haber sido lo suficientemente buenos para Mercedes y Ferrari. Mi opinión es que ambos hicieron un pequeño daño a los fanáticos y al deporte al no participar. Tuvimos la suerte de que Red Bull, Renault, Haas y los demás nos dieron un acceso fabuloso.

No obstante, desde Mercedes respondieron que su situación, y asumen que la de Ferrari también, era muy distinta a la del resto de los equipos porque estaban concentrados en alcanzar ambos títulos en el Mundial de Fórmula 1 y no en la participación en un documental. Los productores de la serie y el canal que transmitirá el producto no entendieron que la prioridad de Mercedes es ganar, no invierten grandes recursos y dedican sus esfuerzos para otros fines, de allí que decidieran alejarse de las cámaras para no distraerse de su principal objetivo. Entre ganar la Fórmula 1 o intentar quedar bien con un medio de comunicación, que no comparte sus mismos objetivos, no hay discusión posible.

Competir por el campeonato mundial es también un negocio que consume mucho y que exige todo el esfuerzo del equipo; nos guiamos ante todo por lo que representa Mercedes en cada decisión que tomamos.

Vía | Crash.net

Cargando...