El expiloto de Fórmula 1 Sakon Yamamoto se pasa a la política en Japón

 |  @alexgarciagv27  | 

Si se menciona el nombre de Sakon Yamamoto, en Europa es conocido por su breve presencia en la Fórmula 1. Después de ser piloto de pruebas de Jordan, debutó en la categoría reina con Super Aguri F1 en 2006, pasándolo todo lo mal que cabía esperar de un piloto debutante con credenciales justas para llegar y con un coche poco competitivo. Tras una aparición similar en 2007 después de media temporada en la GP2 y otras media en la Fórmula 1 con Spyker y acabar volviendo a la GP2 en 2008, desapareció del mapa para acabar etornando a la competición con Hispania Racing en 2010, convirtiéndose en uno de los cuatro pilotos en competir con el equipo español junto a Bruno Senna, Karun Chandhok y Christian Klien. Tras un breve paso por Marussia y un par de carreras en la Fórmula E, el nipón se retiró de las carreras... y ahora vuelve a la vida pública a través de la política en su país natal.

Así lo anunció el propio expiloto, explicando que el próximo verano se presentará para las elecciones para la Cámara de Consejeros de Japón (参議院, "Sangiin") como representante del Partido Liberal Democrático, un partido conservador encabezado hoy en día por Shinzo Abe, primer ministro de Japón desde 2012. Uno de los principales puntos del programa de Yamamoto es el de la salud, algo que considera que no recibe suficiente atención en una política centrada en la economía a pesar de ser Japón un lugar con una alta esperanza de vida. Para Yamamoto, es importante asegurar que la gente pueda tener no solo una larga vida sino también que sea cómoda. Curiosamente, explica que fue el trabajo médico y social, el que despertó la vocación política, y no al revés.

A pesar de todo, este no será el primer papel 'de traje y corbata' para un Yamamoto que depués de acabar su carrera como piloto de Fórmula 1 se convirtió en vicepresidente de una corporación médica establecida por su propio padre. Curiosamente y a pesar de representar a un partido conservador, Yamamoto no tuvo reticencias para expresar la necesidad de estar abiertos a cambios en la Constitución Japonesa, argumentando que el mundo cambia día a día, al igual que Japón y todo el mundo. Aunque entiende que hay cosas que no cambian, muchas otras sí lo hacen. Apoya las reformas que ayudarían a atraer trabajadores extranjeros, algo que ha despertado cierta polémic en Japón.

El caso de Yamamoto no es ni mucho menos el primero de un piloto que tras terminar con su carrera deportiva se pasa a la política. Uno de los casos más conocidos es el de Carlos Reutemann, que fue gobernador de la provincia de Santa Fe en Argentina y llegó a ser considerado candidato a la presidencia, con Óscar Larrauri en su mismo partido. También llegó a estar en política Patrick Tambay, mientras que mirando más atrás, Maurice Trintignant fue alcalde de Vergèze en Francia. También hay casos en las antípodas, donde el tres veces campeón de Nueva Zelanda de rallyes Paul Adams se pasó a la política. Otros casos curiosos incluyen el del finlandés Leo Mattila, que mientras estaba en activo llegó a ser miembro del parlamento de su país.

Quizás el caso más 'sonado' es el de Ari Vatanen, que antes de presentarse a la presidencia de la FIA fue eurodiputado, representando primero a una región finlandesa y luego a Lyon. Incluso en España tenemos también nuestros pilotos políticos, con un Salvador Servià que llegó a senador de la provincia de Girona, cargo que ocupó entre el año 2000 y el 2004. En cuanto a Japón, Shaw Hayami (sobrenombre de Shotetsu Arai, piloto de pruebas del equipo Maki en los años 70) fue miembro del consejo de la ciudad de Hiroshima, llegando a ser candidato a alcalde... ¡y otros muchos casos que habrá alrededor del mundo!

Lee a continuación: Aguri Suzuki considera que la pausa de Honda en 2008 fue un error