CERRAR
MENÚ
Diariomotor Competición
WRC

3 MIN

El futuro de Turquía y Alemania, último cabo suelto antes de presentar el calendario del WRC

rallye-alemania-viernes-bucle-1-wrc-2018-4

No son demasiadas las novedades que se han sucedido durante los últimos días acerca del programa de la próxima temporada del Mundial de Rallyes. A la entrada ya confirmada de Japón, parece que se sumará la llegada del Rally Safari, el cual habría ya superado los requisitos planteados por la FIA y por el promotor del WRC para unirse ya en 2020 al calendario. Con la entrada de dos citas fuera del Viejo Continente, parecía irremediablemente que carreras europeas deberían abandonar la lista de pruebas.

Con Monte-Carlo, Suecia y México ya con fechas confirmadas, se espera que las citas sudamericanas que siguen a la primera prueba de tierra varíen su orden, pasando Chile a ser la cuarta y Argentina la que cerrará el primer tercio del calendario. A partir de ahí, la minitemporada de tierra tendrá un nuevo efectivo más, en este caso con el Rally Safari previsiblemente pasando al mes de julio, seguramente en la primera quincena.

La prueba africana ocupará el lugar tras Portugal y Cerdeña, justo por delante del Rally de Finlandia que abandonará su fecha habitual para irse a un fin de semana ya bien avanzado el mes de agosto. ¿La razón? Evitar coincidencias con los Juegos Olímpicos de Tokio. Es en ese momento cuando surgen las grandes dudas y lo que está retrasando especialmente el comunicado oficial sobre el borrador del programa para 2020.

Aunque ya se vislumbraban algunos problemas para la organización del Rally de Turquía, el silencio de radio que han recibido los promotores del WRC durante las últimas semanas desde la cita otomana han llevado a que la incertidumbre se haya disparado. La reorganización pasaría por mantener a Alemania un año más, mientras que Australia podría llevarse a septiembre para ocupar el hueco de Turquía, encargándose el Rallye de Japón de cerrar la campaña ya en el mes de noviembre con Gales y España llamadas a permanecer en octubre, siendo la catalana una cita 100% sobre asfalto a partir del año que viene.

Si Alemania está apurando sus opciones de seguir, dependiendo en este caso de otros movimientos que permitan al país teutón mantener un cierto status internacional en uno de los principales campeonatos. Con Sachsenring continuamente amenazada en su continuidad en Moto GP y el Gran Premio de Alemania en Hockenheim teniendo todas las cartas para no estar en la Fórmula 1 de 2020, la salida del rallye podría ser el golpe definitivo para una nación que ha sido durante décadas el único actor principal de la industria automotriz.

Obviamente aquí el que parece seguro que se ha quedado fuera ha sido precisamente el Rallye de Francia/Córcega o Tour de Corse. La cita insular se caerá, aunque la FFSA sigue trabajando para poder regresar en 2021, en este caso con una prueba ya en la Francia peninsular. El 15 de agosto se espera que se realice el voto electrónico final, por lo que no se retrasará mucho más la confirmación. Recordemos que en la última reunión del Consejo Mundial del Motor se aprobó la continuidad de Red Bull Media House como promotor "a largo plazo".