CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros circuito

3 MIN

El Renault E-Tech no es una opción para impulsar al Alpine LMDh

Humberto Gutiérrez | 21 Nov 2022
alpine_signatech_wec_nm1_2022_22
alpine_signatech_wec_nm1_2022_22

El proyecto que Alpine está desarrollando para competir con un prototipo de última generación en la clase superior de las categorías de resistencia sigue avanzando. Desde predios franceses han confirmado que ORECA y Signatech continúan con lo programado, pero en lo que respecta al motor, elemento fundamental a la hora de determinar el resto de datos técnicos, todavía nada se ha confirmado. Esta demora en lo que respecta a la mecánica ha propiciado los rumores acerca de que Renault podría trasladar su teconología aplicada en la Fórmula 1 a los nuevos coches deportivos.

Al respecto, Bruno Famin, director de Alpine Racing, comunicó que el concepto del nuevo prototipo fue aprobado hace tiempo incluyendo su motor, que ya ha sido evaluado y desarrollado en el banco de pruebas, y definitivamente no es la unidad de potencia que se utiliza en la Fórmula 1. El reglamento del WEC estipula que los motores pueden ser híbridos, pero limitados a producir hasta 680 caballos de potencia, y en este caso el Renault E-Tech RE22 alcanza los 875, incompatibilidad que representa un problema si se aspira instalarlo en un coche deportivo debido a su complejidad técnica y costo.

En tal sentido, indicó que Alpine está desarrollando un motor que puede alcanzar la potencia estipulada de forma más sencilla y económica. Por supuesto que la experiencia de los ingenieros de Renault en la Fórmula 1 será necesaria en lo que respecta al apartado de la gestión de energía eléctrica y su impacto en la dinámica del prototipo, pero definitivamente los encargados del programa de resistencia desean permanecer alejados, lo más que se pueda, de las instalaciones de Enstone para no interferir con lo que allí se viene realizando, aunque si las circunstancias lo ameritan, van a acudir al departamento más avanzado de la compañía.

En cuanto al aporte de ORECA, se dijo que el fabricante de chasis no pudo administrar dos programas en paralelo, así que otorgó prioridad al de Acura porque inició primero y se requiere para iniciar la temporada de 2023. Se entiende que ORECA no posee la capacidad técnica de Dallara, que si pudo fabricar dos prototipos distintos, al mismo tiempo, para Cadillac y BMW respectivamente. Ante tal escenario, Famin declaró que no hay problema en la demora porque se había contemplado en el cronograma y desde ahora podrán trabajar de forma exclusiva con el proveedor.

En palabras de Bruno Famin:

El concepto lleva mucho tiempo listo y ya lo estamos probando y desarrollando. El motor ha estado ahí durante bastante tiempo en el banco de pruebas. Alpine puede lograr 500 kW mucho más fácil y barato.

Vía | Motorsport Total