Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
WEC
Logo Icon

2 MIN

El vuelco del BR1 LMP1 en las 6 Horas de Spa 2018 pone los pelos de punta

Quienes visitáis habitualmente Diariomotor Competición sabéis que no somos amigos del clickbait o de poner vídeos de accidentes por ponerlos. Pero éste merece un comentario. El último Safety Car de las pasadas 6 Horas de Spa vino provocado por el accidente de Matevos Isaakyan al volante del BR1 LMP1 cuando luchaba por el podio absoluto. Sin embargo sólo vimos imágenes del prototipo ruso destrozado contra las barreras de neumáticos y no pudimos saber cómo se produjo el accidente. Hasta hoy.

Un aficionado en lo alto del Raidillon grabó el espeluznante accidente, en el que se ve a Isaakyan recortar pista antes de despegar y dar un vuelco que no deja de recordar al sufrido por los Mercedes-Benz CLR GT1 en Le Mans 1999. ¿Pero por qué pasó? La nota de prensa de SMP Racing después de la carrera apenas incluye unas escuetas declaraciones Matevos Isaakyan asegurando que "aún debemos averiguar por qué sucedió".

Dado que en el vídeo el BR1 aparece ya fuera de pista siempre podemos imaginar que se produjo un error de pilotaje y los pianos o salchichas actuaron a modo de rampa de lanzamiento, pero dos factores invitan a descargar de responsabilidad a Isaakyan: la presencia de un Toyota justo delante que bien pudo desestabilizar el equilibrio aerodinámico del prototipo ruso y el accidente sufrido por Pietro Fittipaldi en clasificación.

El accidente de la unidad privada en manos de DragonSpeed era ya el segundo de estas características para BR Engineering, tras uno sufrido en Motorland Aragón durante un test en noviembre. Y no fueron pocos los que se percataron de que el coche se quedó sin electricidad antes de que Fittipaldi perdiera el control, lo cual probablemente provocó que se quedara sin dirección asistida. Sea como fuere y pese a ser el fabricante de LMP1 privado que llegaba con los deberes mejor hechos a este inicio de Mundial de Resistencia, BR Engineering va a tener que trabajar a marchas forzadas para evitar males mayores en Le Mans.

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable