Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Otros circuito
Logo Icon

2 MIN

En la IndyCar hay una sola duda con respecto al Aeroscreen

En las primeras pruebas de pretemporada de la IndyCar, realizadas en el Circuito de las Américas, pilotos y equipos pudieron evaluar el Aeroscreen desarrollado por Red Bull Technologies. Entre las interrogantes en torno al dispositivo estaban la visibilidad bajo ciertas condiciones atmosféricas y la refrigeración, tomando en cuenta que la protección está fuera de dudas. Una de las conclusiones a la que se llegó es que todavía la temperatura puede llegar a ser muy alta dentro de la cabina durante el verano.

A pesar de aplicarse varias opciones de ventilación, similares a las utilizadas en competiciones de resistencia y de turismo, quedó la incertidumbre de que con una temperatura ambiente de 35 o más grados, en verano y en circuitos lentos, habrá problemas con el calor. El pasado mes de octubre, la indyCar implementó unas ranuras de ventilación en la parte frontal del Aeroscreen y si bien funcionaron en el COTA, lo más probable es que en circuitos más trabados, con tráfico y rodando en algunos tramos a menos de 100 km/h, el calor se convierta en un problema.

Y es que el mayor flujo de aire que entra por las ranuras anteriores del Aeroscreen se desvía hacia su gran abertura superior, de allí que la circulación del aire no sea tan beneficiosa para el piloto porque el caudal no llegará a su casco. El uso de mangueras de ventilación es una alternativa, pero en todo caso habrá que probar bajo condiciones de altas temperaturas ambientales para verificar su eficiencia.

Para algunos pilotos tales como Charlie Kimball, Graham Rahal, Zach Veach y Félix Rosenqvist coincidieron en que el Aeroscreen posee muchas virtudes porque además de la seguridad que otorga, la visibilidad ha mejorado y ha hecho que la cabina sea más silenciosa y agradable, facilitando la concentración y el entendimiento de los mensajes vía radio. El apartado de la refrigeración ahora mismo no representa un problema y será algo de excepción para ciertos circuitos, pero en líneas generales están satisfechos con el dispositivo que se estrenará esta temporada.

En palabras de Charlie Kimball:

Todavía hay algunos problemas de ventilación en los que debemos trabajar. Todo en la cabina ahora es mucho más agradable. Si podemos descubrir cómo mantener la cabeza fría en un aluroso día de verano, será perfecto.

Vía | Motorsport Total

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable