CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula E

13 MIN

El interesante futuro de la Fórmula E en boca de su co-fundador. Entrevista a Alberto Longo

Iván Fernández | 18 May 2021
entrevista-alberto-longo-formula-e-2021-6
entrevista-alberto-longo-formula-e-2021-6

Con apenas seis años y medio de vida, la Fórmula E ha dado pasos de gigante en su evolución como campeonato, con el estigma que no sólo supone la comparación directa con la Fórmula 1, sino también el rechazo inicial que puede suponer la competición eléctrica a los más puristas. Esto es algo que nunca ha asustado sin embargo a Alejandro Agag y Alberto Longo y el futuro, con los Gen3 ya asomándose en el horizonte y con la necesidad de evolución del concepto de carreras y de monoplazas, no es algo que les amilane en ningún momento.

Aunque suele ser imposible hacerse un hueco para charlar con ellos tranquilamente acerca de la realidad del Mundial de Fórmula E (desde aquí agradecer a la intermediación de Porsche Ibérica y que presenció el propio CEO, Tomás Villén), Alberto nos dio una versión perfecta acerca del futuro más inmediato del campeonato en una completa entrevista en la que prácticamente se tocaron todos los temas. La importancia de la nueva generación de monoplazas, los cambios en la parrilla con las marchas de BMW y Audi o las opciones de incorporar otros campeonatos como competiciones teloneras en la actual configuración de fin de semana.

Además, el año que viene, cuando esté a las puertas de debutar el Gen3, los responsables de la Fórmula E, junto a los de la FIA, ya comenzarán a realizar el estudio de diseño sobre cómo deberán ser los Gen4 (a debutar de cara a la temporada 13), reuniéndose con los fabricantes para discutir con ellos hacia dónde se dirige la industria y sin cerrar las opciones de probar otros tipos de sistemas de propulsión, entre ellos, la pila de combustible. Si algo desde luego no se les puede negar tanto a Agag como Longo es la clarividencia que tienen a la hora de describir cuál es el presente y el objetivo futuro del campeonato de monoplazas eléctricos a la imagen y semejanza de cómo ellos entienden la competición.

Hasta ahora ya os hemos hecho un completo repaso acerca de cómo serán los Gen3 en el futuro dentro del apartado técnico y cuáles serán en el futuro los circuitos.

Entrevista – Alberto Longo, co-fundador de la Fórmula E

Pregunta: ¿Puede la Fórmula E ser la categoría reina del automovilismo y desbancar a la Fórmula 1?

Respuesta: No me gusta hacer comparaciones. Pero los intereses económicos de los grandes fabricantes están ya en lo eléctrico… Dentro de 10 o 15 años la mayoría de los países del mundo prohibirán la venta de coches de combustión interna. Todo pasa muy rápidamente y hay que estar atentos. Hace siete años, cuando montamos esta competición, nos llamaban locos y mira ahora, no solo dónde está la Fórmula E, dónde está el mundo de la movilidad eléctrica. Hace siete años nadie pensaba que un coche eléctrico sería la solución para el día a día, pero la mentalidad de la gente está cambiando. Por eso se creó esta categoría, porque hay que cambiar la conciencia de la gente. Yo tengo un coche híbrido enchufable y hace siete meses llené el depósito de gasolina y sigue lleno. No he usado ni un solo litro de gasolina. Teniendo autonomías de 50-70 km en modo eléctrico es suficiente. La gente no se mueve más que eso y si tienes la posibilidad de cargarlo en casa por la noche la gasolina no es necesaria excepto si necesitas realizar un viaje de más de 100 km.

P: ¿Qué le falta a la Fórmula E?

R: Aunque no me gusta las comparaciones, yo suelo decir que la Fórmula 1 tiene unos 70 años de historia, nosotros tenemos siete. Con unos 70 millones de espectadores en las dos últimas carreras crecemos a muy buen ritmo. Somos el campeonato que más está creciendo y puede que suena poco agresivo, pero a veces lo que hace falta es tiempo, y que todo vaya acelerando a través de las grandes marcas comerciales que tenemos detrás nuestro, de pilotos que tienen una cantidad enorme de followers en social media, de “broadcasters” que tienen sus canales y millones de personas que les siguen. Entre todos podemos hacer que se acelere notablemente el crecimiento, pero hay que tener paciencia, lo estamos haciendo bien y el crecimiento es espectacular año tras año.

P: Nuevas ideas de difusión para un nuevo campeonato…

R: La TV tradicional es como los motores de combustión, están obsoletos. Hoy en día se consume bajo demanda, todo lo demás es teléfono y social media, no hay otra cosa, nos costará reconocerlo, pero la TV tiende a eso, por lo tanto, hay que tener el foco en las redes. Hay otros que se están subiendo al carro ahora… Da igual cuando te des cuenta, hay que hacerlo, además hay una penetración tan grande y rápida como quieras, es relativamente sencillo si tienes los socios adecuados, es sencillo conseguir un impacto importante.

P: ¿Hay un paralelismo entre el nivel de interés por los vehículos eléctricos y el interés por la Fórmula E?

R: Por ejemplo, en España… la Fórmula E ayuda a la promoción, a romper esas barreras que tenía el vehículo eléctrico de precio o autonomía. Había 3 o 4 factores que impedían que el coche eléctrico avanzara y la Fórmula E es una plataforma que ayuda al público a conocer la electrificación en la automoción. Nuestros primeros fans son los del deporte del motor, pero también vamos sumando los que llegan por la electrificación y la sostenibilidad, lo que ha provocado que el mundo del motor cuente con nuevos seguidores. Eso es bueno. No veo una correlación directa a día de hoy, pero a medida que vayamos creciendo sin duda pasará. Lo veo en los patrocinadores y en las ciudades que llaman a nuestra puerta. Las ciudades sedes de Fórmula E dijeron que había que cambiar el mundo y son las que están más avanzadas. En Estados Unidos hace tres años no nos hacían caso y a día de hoy recibo una llamada semanal de algún estado que quiere una prueba de Fórmula E. Eso demuestra cómo ha cambiado la filosofía de EEUU en un año y medio. Hace 24 meses no creían en el coche eléctrico y hoy quieren ser la punta de lanza de la electromovilidad.

P: ¿La categoría está en su cúspide como negocio?

R: Estos últimos 18 meses no han sido fáciles para nadie, pero estamos en plena fase de crecimiento y estamos invirtiendo en hacer grande la Fórmula E. No hay ninguna prisa por monetizar derechos, lo que queremos es llegar a casa de la gente, por eso nuestra obsesión es irnos al Gen3, con retransmisiones en abierto al mundo entero, tener el máximo impacto posible y que nos vea todo el que quiera. La monetización ya llegará. Esta etapa ha sido complicada, pero estamos haciendo la temporada más agresiva que hemos hecho nunca, con quince carreras en el peor año para los eventos en directo.

P: Las ciudades, la pandemia y la Fórmula E, no es fácil de encajar…

R: Hay ciudades excesivamente conservadoras y otras que estudian nuestros protocolos y entienden que el evento es una burbuja segura. Es más seguro ir a un espectáculo de Fórmula E que ir al supermercado. Para algunas ciudades sirve para relanzar el turismo y volver a la normalidad y otras han optado por un perfil más conservador. De cara al futuro, entre EEUU, Asia y Europa tenemos 106 discusiones activas con ciudades interesadas, es decir, que el atractivo del campeonato es evidente. Mi teléfono no para de sonar y siempre es o un ministro o un alcalde. La verdad es que la Fórmula E está en un momento espectacular. Vamos a definir muy bien el futuro porque no podemos hacer muchas más carreras. Tenemos el objetivo de correr por el centro de las ciudades más grandes y con más notoriedad del mundo y tampoco nos quedan tantas según el calendario actual. Creo que en la siguiente temporada nos vamos a ir a 18 carreras, jugando con alguna cita doble como la de Valencia, iremos a 13 o 14 ciudades para hacer 18 o 19 carreras.

P: ¿Cómo ves la llegada de los combustibles sintéticos?

R: Me parece una idea maravillosa por sostenibilidad y todos debemos abogar por ella y defenderla. Por nuestra parte apostamos por el motor eléctrico, independientemente de cual sea la energía que mueva ese motor eléctrico, sea solar, hidrógeno… no habría que descartar una Fórmula E de hidrógeno. El año que viene empezaremos a estudiar hacia dónde va la industria para nuestro futuro monoplaza Gen4. Así que, hablaremos con los fabricantes para ver si están yendo más al hidrogeno o a la pila de combustible para ver dónde está la industria y a partir de ahí comenzaremos a desarrollar, junto con la FIA el que será el coche de la temporada 13. Y si es el hidrógeno no pasa nada.

P: ¿Habrá control de costes con la llegada de la nueva generación?

R: El timing está hecho. Ahora mismo estamos en conversaciones con todos los fabricantes. Obviamente no vamos a imponer algo sin escucharlos a todos. Luego nosotros tomaremos la decisión, pero que se va a hacer, con un ‘soft landing’ en la temporada 8 y un ‘hard start’ en la temporada 9, eso es un axioma. Lo vamos a hacer sí o sí. Ahora lo que estamos es discutiendo con ellos cuál va a ser la cifra con la que todos nos encontremos cómodos, para no irnos muy arriba (en cuanto a costes), pero tampoco que nos vayamos muy abajo para que no desincentive la presencia de grandes plataformas.

P: ¿Puedes adelantarnos un poco cómo serán los coches de la Gen3 en la parte técnica?

R: Será mucho más ágil que la Gen2, que el objetivo principal es que la batería dure más que la actual, con lo cual tengamos esa opción de tener carreras más largas o bien que los coches puedan ir más rápido. Un coche mucho más para el centro de las ciudades. El Gen2 para nosotros en un monstruo, me encanta, yo le llamo la bestia, pero al final del día es un coche demasiado grande para este tipo de competiciones, que en un ancho de ocho metros de pista sufre y que desde luego impide que haya un show desde el inicio, por lo que eso había que eliminarlo.

P: ¿Se permitirán más áreas de desarrollo?

R: Hemos desbloqueado algunas y hemos bloqueado otras. Estamos pendientes del control presupuestario para que los equipos tengan un negocio viable y puedan ganar dinero. Permitimos el suficiente desarrollo tecnológico para que haya ciertas diferencias entre los equipos, pero hay cosas en las que no vamos a entrar, como la aerodinámica: es una chorrada en la que se gasta el dinero y al final no sirve para nada porque no se traspasa al coche de calle. Hay que evitar ese gasto superfluo que no tiene efecto en la industria.

P: ¿Podrán evolucionar las baterías?

R: Las baterías evolucionan cada cuatro años. Nada más. Si dejas a los fabricantes que inviertan todo su I+D en las baterías se dispararían los presupuestos y esto le haría un flaco favor al campeonato. Si aumentas el presupuesto, aumenta la exigencia y si no ganas, aumentan las ganas de irse, esa ecuación es así de sencilla: Cuanto más gastas y menos ganas, antes te vas, no falla. Hemos puesto el control presupuestario para proteger a los fabricantes de ellos mismos. Al final son ellos los que quieren ganar a toda costa y lo entiendo, pero hay que poner un control para que el campeonato sea competitivo y tengamos una asociación a largo plazo con los fabricantes. No nos gusta que se nos vayan a los dos o tres años. Tenemos que tener un campeonato sostenible y viable para todos.

P: ¿Se está hablando de carga rápida y parada en boxes?

R: Estamos definiéndolo. Necesitamos un producto diferenciador y hay que cambiar el cómo entendemos las carreras. El mundo del automovilismo está totalmente obsoleto y tenemos que dar con un producto distinto. Con el ultra fast charging hemos conseguido tener muchas estrategias dentro de las carreras y esa carga ultra rápida la podemos utilizar de muchas maneras distintas para cambiar lo que todos pensamos que es un pit stop. Lo estamos pensando, queremos transformar el mundo del deporte de motor, ya que una de las cosas por las que nacimos fue para ser disruptivos. Hay opciones como la de montar un espectáculo en el medio tiempo… lo que se te pueda ocurrir lo estamos pensando.

P: ¿Han llamado a la puerta más fabricantes ahora que hay marcas tan importantes como Jaguar, Porsche o Mercedes?

R: Hay, hay muchísimo atractivo y ganas por formar parte de la que para mí es la parrilla más competitiva del mundo del motor. Con lo cual, sin duda hay muchísimo interés, hay varios fabricantes, hay alguno que otro que también ha decidido no continuar, por lo tanto, hay una puerta abierta a día de hoy, una sola, y estamos manteniendo discusiones activas con cuatro fabricantes. No hay ningún fabricante que se quiera meter en este campeonato para un único año, ya que ya sabéis que la temporada 9 será la llegada de la Gen3, pero nosotros queremos seguir teniendo 24 coches en parrilla la próxima campaña, por lo que ahí está el talón de Aquiles ya que también tenemos deadlines en materia de suministro de baterías y de trenes motrices. No tiene por qué ser un fabricante el que llegue. No sé cuál es la solución, pero yo opto más porque no llegue un fabricante a que lo haga.

P: ¿Andretti va a seguir en parrilla?

R: El entry al final era de Andretti y no de BMW, así que ellos siguen en la parrilla porque por supuesto quieren seguir adelante.

P: Hace unas semanas vimos la presentación del nuevo campeonato del FIA Electric GT, ¿tenéis alguna intención de integrar, aunque sean carreras al sprint, algún tipo de categoría telonera de este tipo?

R: Todo se andará y ya veremos. No hay que decirle que no a nada. Como os decía con el tema de la Fórmula 1, nosotros hacemos nuestro camino. Creamos nuestra ola y creemos que cuanta más gente se quiera sumar será más beneficioso dentro del tema de la movilidad eléctrica. Como tú dices, los GT de combustión interna se nos han ofrecido alguna que otra vez y no se nos ocurría, pero ahora con la eléctrica está claro que podríamos hacer algún evento conjunto que fuera algo así como nuestra GP2 o Sport Series.