Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Otros circuito
Logo Icon

3 MIN

Erik Jones sobrevive a la masacre del Busch Clash con ayuda entre la guerra

NASCAR empieza muy pronto su andadura anual y los míseros tres meses de parón invernal se finiquitan de forma rápida en las Speedweeks de Daytona. El Busch Clash abre la veda como evento no puntuable y solventa las primeras dudas en una carrera que puede ser divertida u olvidable. La edición de 2020 tuvo ambos conceptos y un final apoteósico y casi destructivo después de un comienzo omitible. Erik Jones se vio implicado en dos de los accidentes más grandes pero aguantó en pista y acabó ganando gracias a la ayuda de Denny Hamlin, ambos Toyota con daños elevados después de distintas heridas de guerra a altas velocidades.

La división del evento a 75 giros vio bastante tranquilidad al principio, en el que Martin Truex Jr. tomó el liderato desde el tercer lugar antes de dejar paso al pelotón de Ford encabezado por Brad Keselowski, Clint Bowyer, Kevin Harvick y Joey Logano. Los Mustang y los Camry entraron en boxes al final de la primera parte (vuelta 25) para favorecer su posición en pista, rellenando el deposito los Chevrolet durante la caution programada. Hamlin y Jones intentaron crear sin éxito una línea nueva, perdiendo puestos mientras Keselowski, Bowyer, Harvick, Kyle Busch y Truex se escapaban.

El grupo de Toyota salió delante del de Ford al hacer su segunda detención una vuelta antes pero los Chevrolet siguieron en pista buscando el ahorro de gasolina. Cuando el segundo grupo alcanzó al primero, Logano cerró la puerta a Kyle Busch a falta de nueve vueltas y ninguno cedió en su empeño, chocando contra Keselowski en un primer accidente. William Byron y Ryan Newman patinaron en la resalida a tres giros, yéndose el Hendrick contra Kyle Larson y el Roush contra Truex de camino al Big One. Sorprendentemente solo cinco coches se habían retirado entre incidentes.

Tres intentos de Overtime saturaron el final: Chase Elliott empujó tanto a Hamlin que le causó un pinchazo, enviándole hacia Logano, Harvick, Aric Almirola, Kurt Busch, Jimmie Johnson y Ryan Blaney. Tras la bandera roja Larson y Elliott no se entendieron en la curva 3 y también colisionaron, abandonando el #9. Finalmente tomaron la resalida al frente Austin Dillon y Newman, que pelearon de forma innecesaria mientras el doblado Hamlin empujó a Jones hacia el triunfo en el único trabajo de equipo útil. El mayor de los Dillon, Bowyer, Larson y Newman fueron los otros pilotos que cruzaron meta en un esfuerzo de aguante y suerte.

Sunday saw some clashing — and a whole lot of crashing.

In case you've forgotten, let's revisit yesterday's #BuschClash, shall we? pic.twitter.com/5l0js07nbg

— NASCAR (@NASCAR) February 10, 2020

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable