Estreno triunfal en la Camping World Truck Series

 | 

En el templado anochecer de Atlanta, la calma se apoderó de los pick-ups hasta que fue preciso un oportuno cambio de rumbo emocional. La Truck Series disputó la segunda carrera de su apretado comienzo de temporada y la menor cantidad de vueltas ayudó a que pasara más rápidamente no mucho más emocionante que el de sus compañeros de la Xfinity Series. No solo se pudo ver cierta acción añadida, sino que además se apreció la victoria de un equipo en claro ascenso, que sorprendió en su habilidad final pero ya llevaba avisando de su ritmo desde la temporada pasada.

Kyle Busch perdió terreno desde la pole position, cediendo ante su compañero Noah Gragson y el bicampeón Matt Crafton. Norm Benning trompeó de inmediato, pinchado en el apron de la primera curva. Gragson lideró holgadamente en la resalida, escapándose un segundo de su sufrido jefe de equipo, ocupado defendiéndose de los rivales en el stint inicial. Gragson se sintió cómodo en cabeza y venció el primer segmento, manteniendo a Crafton a un segundo. Les siguieron Busch, Brett Moffitt y Jesse Little. Ben Rhodes peleó arriba y perdió terreno con un camión muy suelto de atrás, que desembocaría en un breve problema mecánico.

Busch remontó una mala resalida y adelantó rápidamente a Crafton y a Johnny Sauter para recuperar el liderato. Akinori Ogata provocó una caution al dejarse su neumático en pleno asfalto después del enésimo pinchazo del día. Moffitt atacó a Busch pero no pudo con el piloto de la Cup Series, que ganó el segundo segmento por delante de Sauter, Moffitt, Crafton y Gragson en los cinco primeros puestos. Little, Parker Kligerman, Dalton Sargeant, Joe Nemechek y Austin Hill pelearon duramente por cerrar el top 10, manteniendo varios 3-wide en la zona media del pelotón.

La tensión empezó en la parte final de carrera, que no era la segunda mitad sino el último tercio por vueltas. Sauter y Crafton se pusieron brevemente en paralelo, aunque no estaban lejos Busch y un inspirado Rhodes que se ponía cuarto tras resalir décimo. Busch les acabaría adelantando en pocos giros y tomó un segundo sobre Sauter. Crafton cayó aún más atrás, falto de ritmo en tandas largas en comparación con Rhodes y Moffitt, que le adelantaron fácilmente y mantuvieron su propia lucha por el tercer puesto. Little llegó a situarse cuarto en una excelente actuación, detrás de un rápido Moffitt y delante de los ThorSport de Crafton y Rhodes.

Un tardío accidente de Josh Reaume a falta de seis vueltas añadió incertidumbre a un evento prácticamente resuelto. Busch perdió la carrera en la parada en boxes, saliendo antes de tiempo con solo dos neumáticos cambiados y las tuercas aplicadas a una tercera goma; el de Las Vegas perdió la rueda y metió marcha atrás en el pit lane. Myatt Snider se puso líder con dos neumáticos nuevos pero fue rebasado en 4-wide por los rivales. Moffitt adelantó por el interior a Snider y a Sauter para adjudicarse la victoria, su segunda en el campeonato y primera para el Hattori Racing Enterprises. Gragson, Sauter, Rhodes y Crafton le siguieron en un tenso final mucho más parecido a lo que habitualmente demuestra la Truck Series.

Lee a continuación: Akinori Ogata, el japonés que se atrevió en NASCAR