Fernando Alonso roza la Q3 en Spa

 | 

Fernando Alonso puede mostrarse contento y a la vez descontento después de la sesión clasificatoria para el Gran Premio de Bélgica. La vuelta del periodo vacacional es un regreso a la costumbre y en la Fórmula 1 ese regreso significa un viaje a Spa, circuito preferido por muchos pilotos y un gran contraste con el revirado Hungaroring con el que se despide la primera mitad de la temporada. El de Oviedo llegó a Spa con la garantía de haber sumado puntos en la cita previa húngara y buscar algún beneficio de la visita a Bélgica.

Sin embargo, Alonso puede quedarse con las dos lecturas del vaso, tanto medio lleno como medio vacío. El asturiano saldrá undécimo en el GP belga después de pasar a la Q2 y solventar buena parte del fin de semana. Stoffel Vandoorne ayudó a su compañero permitiéndole el rebufo en la recta trasera, ya que el piloto local saldrá último ante la multitud de componentes cambiados en su MCL32. Pero cuando Alonso ya estaba en Blanchimont y se disponía a completar su vuelta, avisó por radio al equipo en un icónico "no power" ya habitual en el piloto español.

Alonso se quedó así sin poder completar su giro decisivo, que le podría haber valido para pasar a la Q3 si no fuera por la mejor in extremis de Nico Hülkenberg. El de McLaren parecía abatido en su explicación ante los medios de comunicación pero por lo menos tiene la posibilidad de luchar por la zona de puntos en un GP que no parecía dispuesto a ello. La zona media volverá a ser el escenario de la pelea de Alonso, a la espera de que Vandoorne ascienda algunas posiciones desde la cola en su carrera de casa.

Lee a continuación: Lewis Hamilton manda en un primer día del Gran Premio de Bélgica con igualdad en cabeza

Sería faltar a la realidad definir a Fernando Alonso Díaz como un simple piloto de Fórmula 1. El asturiano marcó un antes y un después en la historia del automovilismo español con su irrupción en el Mundial de F1 ...