ESPACIOS
COMPETICIÓN
Cerrar CERRAR
Competición

3 MIN

Frustrado un plan para robar el cuerpo de Enzo Ferrari

De película. Así ha sido la operación policial llevada a cabo en Italia por el cuerpo de policía de Nuoro en Cerdeña que les llevó a frustrar un plan para robar el cuerpo de Enzo Ferrari. El objetivo, según cuentan fuentes oficiales, era pedir un rescate bien a la familia o a la empresa del Commendatore, fallecido en 1988 a la edad de 90 años tras haber fundado la que probablemente sea la marca de coches más famosa del mundo y el equipo de carreras más exitoso de la historia de la Fórmula 1, disciplina reina del automovilismo.

La operación policial dio como resultado la detención de hasta 34 personas a lo largo y ancho de la geografía transalpina: Cerdeña, Lombardía, Mantova, Véneto y Toscana entre otros lugares. Todas las detenciones fueron ordenadas por el juez de instrucción de Cagliari bajo petición de la dirección antimafia del distrito. Para ello hubo que contar con la colaboración de hasta 300 agentes apoyados por un gran equipo logístico que incluía perros, helicópteros y hasta miembros de la unidad de paracaidistas de Tuscania -no confundir con Toscana-.

Según parece varios miembros de esta banda criminal, con enlaces directos con la Mafia, ya habían estado en San Cataldo, el cementerio de Modena donde el cuerpo del fundador de la marca italiana más conocida en el mundo entero yace en un panteón familiar. A pesar de la naturaleza de este «golpe», su trabajo habitual incluye tráfico de armas y drogas y su base está asentada en Orgosolo, Cerdeña. En cuanto a los detenidos, pertenecían a esta banda pero formaban un grupo establecido en la Emilia-Romaña italiana, donde se llevaron a cabo las detenciones.

Los únicos detalles hechos públicos por parte de la policía explican que el plan era profanar la tumba para robar el cuerpo y luego esconderse en algún lugar de los Apeninos hasta que se pagara el rescate que esperaban cobrar por él. La policía italiana no quiso dar más detalles sobre lo ocurrido -ni lo que pudo haber ocurrido- pero sólo la idea de imaginarnos algo así nos pone los pelos de punta. Afortunadamente el caso terminó felizmente gracias a la intervención de los agentes de la ley. Para algunos parece que ni la muerte trae el descanso eterno…

Vía | Repubblica.it

Dame tu opinión sobre este artículo

Ni fu, ni fa
Me ha gustado
¡Muy bueno!

Àlex Garcia

Cargando...