Gran Premio de Alemania 1969: Jacky Ickx y la gran paliza en el Nürburgring

 |  @alexgarciagv27  | 

Si hay un circuito por antonomasia en el mundo del automovilismo, este tiene que ser sin duda el Nordschleife, el "Grüne Hölle", el auténtico Nürburgring. Se trata de un larguísimo y desafiante trazado que discurre entre las montañas del Eifel alemán. A lo largo de los años 70, Jacky Ickx se mostró como uno de los grandes especialistas de este circuito, en el que venció por primera vez en 1969 en la que fue la última carrera de Fórmula 1 disputada allí sin las medidas de seguridad que empezarían a introducirse en años venideros. Fue una gran paliza del belga, acompañado en el podio por dos leyendas como Jackie Stewart y Bruce McLaren.

La Fórmula 1 llegó a Nürburgring en 1969 para disputar la séptima prueba sobre un total de once del campeonato del mundo y con un Jackie Stewart que había ganado cinco de las seis carreras disputadas. Solo se le había escapado el Gran Premio de Mónaco, en el que había firmado la pole pero tuvo que retirarse tras 22 vueltas con problemas técnicos. Después de ganar en Silverstone, Stewart contaba con 45 puntos en su casillero, por 17 de Bruce McLaren en segundo puesto. ¡Casi el triple de puntos en media temporada! Nadie estaba a la altura de la combinación entre Stewart, Matra y su jefe de equipo, Ken Tyrrell. Pero si había un lugar en el que podían pasar cosas, este era sin duda el viejo Nordschleife, un trazado desafiante donde el año anterior Stewart había dado una lección de pilotaje pero sobre todo de carácter.

A lo largo de las sesiones clasificatorias, dos pilotos destacaron por encima de los demás. Jacky Ickx firmó la pole position con apenas tres décimas de ventaja sobre Jackie Stewart. Pero entre el piloto de Matra y el tercer piloto en primera fila, Jochen Rindt, había ya prácticamente seis segundos de diferencia. Jo Siffert y Denny Hulme coparon la segunda fila, optando a buenos resultados en el grupo perseguidor. Vic Elford, Piers Courage, Bruce McLaren y Graham Hill en novena posición eran los restantes pilotos en rodar por debajo de los ocho minutos, con Jean-Pierre Beltoise redondeando el top 10. Como era habitual en el Gran Premio de Alemania en la época, había muy pocos participantes de Fórmula 1 con solo catorce coches en pista, aunque se sentía especialmente la ausencia de una Ferrari al borde del abismo económico.

Ello se compensaba con ocho pilotos de Fórmula 2 que siempre iban a parar al fondo de parrilla... aunque Johnny Servoz-Gavin, François Cevert y Henri Pescarolo fueron más rápidos que los dos últimos clasificados de Fórmula 1. El total era de 22 máquinas en carrera, compartiendo circuito, aunque deberían haber sido más. Gerhard Mitter, con uno de los Fórmula 2 oficiales de BMW, falleció tras un accidente durante los entrenamientos, lo que llevó al equipo a retirar sus otros dos coches de Hubert Hahne y Dieter Quester. También se retiró voluntariamente Hans Herrmann, excompañero de Mitter en Porsche. Esto dejaba la carrera con cuatro Fórmula 2 menos, a lo que había que añadir la retirada de John Surtees antes de partir.

La carrera no fue menos tranquila en sus compases iniciales, con Mario Andretti sufriendo un fuerte accidente tras aterrizar después de un salto en Wipperman. La elevada carga de carburante hizo que el suelo del coche tocara el asfalto, causando un accidente que dejó al italoamericano fuera de carrera, llevándose consigo a un Vic Elford que sobrevivió casi milagrosamente tras volcar y aterrizar entre los árboles... eso sí, con el brazo roto por tres sitios distintos. Tras un accidente de Piers Courage en Breidscheid en la segunda vuelta, la carrera quedaba con solo 18 coches. El británico tuvo suerte a pesar de aterrizar al lado del puente de Adenauer. Todos estos accidentes llevaron a la dirección de la carrera a realizar cambios para el futuro.

Nürburgring se quedó fuera del calendario en 1970, pero volvió en 1971 con un lavado de cara y guardarraíles para proteger a los pilotos. Para muchos, la edición de 1969 fue la última en el Infierno Verde 'de verdad'; el original. Volviendo a la carrera, Ickx había ralizado una mala salida y había caído desde la pole hasta la novena posición. En la primera vuelta logró recuperar hasta el cuarto puesto, mientras en la segunda superó a Rindt y en la tercera hizo lo propio con Siffert. Stewart, especialista del 'Ring', se mantenía firme en cabeza. Llegaron entonces los abandonos de Bonnies con una fuga de carburante y de los pilotos de Fórmula 2 Servoz-Gavin y Cevert, favoritos para la victoria.

Entre tanto, al llegar al ecuador de carrera, Ickx lograba superar a Stewart y tomar la delantera de la prueba, ayudado por los problemas de caja de cambios del escocés que le privaban de empujar tanto como habría podido. Esto dejó a Ickx con total libertad para dominar a placer el Gran Premio de Alemania y no dio opción a ninguno de sus rivales. El belga acabó llevándose la victoria sin arriesgar, controlando la ventaja con respecto a Stewart y con casi un minuto de ventaja. La leyenda de Jacky Ickx en Nürburgring, nacida en 1967 con una gran actuación en la Fórmula 2, se había cumplido finalmente con su primera victoria allí. A lo largo de los años, realizaría grandes actuaciones con coches no siempre tan competitivos, además de volver a ganar una vez más.

La segunda posición fue para Jackie Stewart, que a pesar de sus problemas mecánicos logró pasar por debajo de la bandera de cuadros sin ser superado. El piloto de Matra, dominador absoluto de la temporada, llegó casi dos minutos y medio antes que el tercer clasificado, Bruce McLaren. El neozelandés fue afortunado, pues a dos vueltas del final era Jo Siffert, quien ocupaba el último peldaño del podio, pero una rotura de suspensión y el accidente que trajo consigo dejaron al suizo undécimo... aunque quinto entre los F1 y con dos puntos para llevarse a casa. Siffert terminaba por delante de Beltoise, que se había retirado en la misma vuelta, también con problemas de suspensión. Eran retiradas que se unían a las de Hulme, Oliver y Rindt.

El campeón en título, Graham Hill, fue cuarto y logró sus últimos puntos del año, siendo además también estos los últimos que lograría con Team Lotus. Los resultados en zona de puntos de forma honorífica fueron para Henri Pescarolo y Richard Attwood, quinto y sexto en carrera pero sin puntos al ser participantes de Fórmula 2. Se les unió al podio de su categoría Kurt Ahrens. En cuanto a la clasificación general, con cuatro carreras por delante y 29 puntos entre Stewart e Ickx, el campeonato no estaba aún decidido. Aunque para que Ickx llegara con opciones a la cita final de México, necesitaba por lo menos dos victorias y un cuarto puesto, siempre asumiendo que el líder del mundial no sumara ningún punto. Casi imposible. El Gran Premio de Italia acabaría siendo decisivo...

Lee a continuación: Previo Gran Premio de Alemania: Penúltima cita antes del parón veraniego