MENÚ
Diariomotor Competición
Dakar

3 MIN

Isidre Esteve: "estábamos encallados en la arena, cuando nos ha caído un buggy encima"

dakar19_e4_isidre_esteve_4

Jornada de sobresaltos para los competidores españoles en el Rally Dakar 2019, especialmente para aquellos que toman parte de la categoría de coches. Después de confirmarse el abandono de Jesús Calleja, precisamente en la etapa en la que comenzaba la “semi-marathon” introducida este año que permite a los competidores que abandonan en la primera semana, reincorporarse en la segunda y poder terminar la carrera, Óscar Fuertes y Diego Vallejo han completado la sexta etapa después de muchas horas de trabajo sobre la arena reparando el SsangYong de la rotura de palier que les ha sorprendido nada más comenzar la jornada.

Mientras que Cristina Gutiérrez ha completado su gran jornada en 30ª posición, siendo la tercera piloto española clasificada, solo superada por Carlos Sainz y Nani Roma, Isidre Esteve ha vivido el que posiblemente haya sido uno de los sustos más grandes de su carrera deportiva desde que compite en coches. El catalán, copilotado con solvencia por el experimentado Txema Villalobos, sufría un percance con otro competidor cuando el Prototipo BV6 de Sodicars de la pareja española se encontraba atascado en una de las dunas.

Con Txema trabajando para desatascar el vehículo del Repsol Rally Team y seguir peleando para meterse entre los treinta primeros, otro competidor los alcanzaba cuando apenas llevaban completados 20 kilómetros de los 309 que correspondían al itinerario de la jornada de hoy. El de Oliana lo explicaba de forma muy sencilla: “estábamos encallados en la arena, cuando nos ha caído un buggy encima”, sin embargo, había sido posiblemente uno de los momentos de mayor miedo desde el inicio de la aventura.

Con el prototipo de los españoles atascado en la parte baja de una duna, Txema trabajaba por salir del atasco mientras que Isidre, debido a su paraplejía, debía esperar dentro del coche a que su copiloto terminara con las labores. En ese momento, se repetía una imagen similar a la vista con Ronan Chabot y el IVECO de Gerard De Rooy, con Villalobos pudiendo escapar antes de que el buggy aterrizara sobre la montura del ilerdense que permanecía dentro del habitáculo. Afortunadamente, las medidas de seguridad han funcionado y no ha habido que lamentar daños personales. Tas ello, la llegada del camión KH-7 Epsilon Team con Jordi Juvanteny a la cabeza les ha permitido salir de esa trampa de arena en la que estaban varados.

Los dos estamos bien, aunque nos hemos llevado un buen susto. Yo estaba dentro del coche y Txema ha podido salir corriendo al escuchar que se acercaba el buggy. Lo realmente importante es que seguimos en carrera sanos y salvos y que el coche a nivel mecánico está perfecto. Sin la ayuda de Jordi Juvanteny, José Luis Criado y Xavi Domènech todavía estaríamos allí. Les estamos eternamente agradecidos.

Tras ello, jornada de menos a más para Isidre y Txema. Con el susto todavía en el cuerpo se han encontrado con un largo atasco en uno de los cañones, algo que también ha afectado a Camelia Liparoti y Rosa Romero, después de que un participante se haya quedado cruzado entre dos barrancos por el único lugar por el que podía pasar la carrera. En total se dejaban más de una hora, tiempo que se espera que les sea devuelto por la organización a tenor de los hechos.