Japón brilla bajo el agua y se lleva el oro en la GT Cup

 |  @Victor_Forner  | 

La GT Cup era sobre el papel la categoría reina de esta primera edición de los Motorsport Games. Pese a estar limitada a pilotos bronce y plata, los mejores equipos del panorama de GTs mostraron soporte técnico a las federaciones de cada país. Con dos clasificaciones, dos carreras de clasificación, donde la media de resultados determinaría la parrilla de la carrera final, la lluvia fue sin dura el principal protagonista de esta GT Cup. Japón se anotó las dos poles, con Hiroshi Hamaguchi y Ukyo Sasahara, que debutó con un GT3 este fin de semana, haciendo un trabajo fantástico. En cuanto a la dupla español, Álvaro Lobera clasificó duodécimo, mientras que Fernando Navarrete fue vigesimoprimero.

Carrera 1: Alemania se anota la primera carrera de clasificación

Hiroshi Hamaguchi realizó una buena salida y mantuvo la primera posición para Japón, con Salih Yoluc segundo, y Miguel Ramos escalando hasta la tercera posición para Portugal. Álvaro Lobera adelantó una posición, mientras por detrás, un accidente a alta velocidad del coche de Kuwait, pilotado por Khaled Al Mudhaf, provocó la salida del coche de seguridad. Una vez retirado el Aston Martin #007, se relanzó la carrera, con Rinat Salikhov subiendo hasta la segunda posición tras adelantar a Portugal y Turquía. 

Gianluca Roda tocó a Steffen Görig, que hizo un trompo, y permitió a Lobera escalar hasta la novena posición. El piloto italiano realizó una nueva maniobra dudosa, sacando fuera de la pista al coche estadounidense, antes de acabar en la escapatoria cuando comenzó a llover. Por delante, Yoluc defendió agresivamente su tercera posición frente a Miguel Ramos, que pisó la hierba y perdió el control de su Audi R8 LMS, golpeando el muro y quedándo fuera de carrera. 

La lluvia aumentó de intensidad, y algunos equipos decidieron entrar en boxes. Otros, mientras tanto, decidieron esperar a que se abriera la ventana de paradas para realizar también el cambio de piloto. Hamaguchi cedió la primera posición, y varios pilotos se salieron de pista. Esto dejaba a Lobera entre los cinco primeros, antes de que el español trompeara y se quedara enganchado encima de un piano, provocando la salida del coche de seguridad.

Dirección de carrera decidió parar la prueba para que todos los pilotos pudieran montar neumáticos de lluvia. Pero la larga espera hizo que la lluvia cesara, y que solo los hombres de cabeza fueran con este compuesto. Al relanzarse la carrera, Sasahara tuvo un pinchazo, mientras que Güven y Bulatov empezaron a perder posiciones cuando la pista se secó. Christina Nielsen hizo un gran stint y se colocó primera para dinamarca, con Alfred Renauer para Alemania y Nico Verdonck para Bélgica detrás.

La danesa mantuvo la primera posición hasta que a falta de 10 minutos para el final, Renauer la superó. Alemania se impuso en esta primera carrera de clasificación, con Dinamarca en segunda posición e inicialmente Bélgica en tercera. Pero una sanción relegó a estos últimos hasta la octava plaza, beneficiando a Suiza, Reino Unido, Bielorrusia, China e Italia, que ganaron una posición.

Carrera 2: Japón se impone en una recortada segunda carrera de clasificación

La segunda carrera de clasificación arrancó detrás del coche de seguridad, debido a la lluvia que caía sobre el circuito de Vallelunga. Ukyo Sasahara mantuvo la primera posición en la resalida, pero la falta de experiencia del piloto japonés con los GT3, hizo que Jim Pla colocara el Mercedes de Francia le superara. Inmediatamente, y tras dos salidas de pista de Weiron Tan (Malasia) y Denis Bulatov (Rusia), la carrera se detuvo, manteniéndose parada durante más de una hora por la fuerte lluvia.

El cambio de piloto se realizó durante la bandera roja, dejando a los pilotos bronce con media hora por delante para acabar de definir la parrilla de salida de la carrera principal. El coche de seguridad se mantuvo durante tres vueltas antes de que se relanzara la carrera. Christoph Lenz se colocó momentáneamente en segunda posición, antes de cometer un error y que Hamaguchi recuperara la plaza perdida. Por detrás, Lin Hanss, piloto de China Taipei, superó a Ramos y al propio Lenz, pero no pudo con el japonés.

Beaubelique comenzó a perder ritmo, y Hamaguchi se colocó rápidamente primero, escapándose del grupo y encaminándose hacia la victoria. Por detrás, Lewandowski marcaba la vuelta rápida, en su intento de mantener las buenas sensaciones mostradas ayer. El polaco remontó hasta la cuarta posición, por detrás de Miguel Ramos y de Lin Hanss. Álvaro Lobera realizó un stint fantástico, partiendo desde la decimosexta posición. Mostrando el mismo ritmo que en la primera carrera, adelantó posiciones y se benefició de varios incidentes para llegar hasta la octava posición, salvando los muebles para la parrilla de salida de la carrera principal.

Carrera final: Hamaguchi y Sasahara vuelven a brillar bajo el agua y se llevan el oro

Andrzej Lewandowski mantuvo la pole que había conseguido Polonia gracias a haber sido los más regulares en ambas carreras de clasificación. Hamaguchi se colocó rápidamente segundo, tras una mala salida del alemán Steffen Görig desde la segunda posición. Henrique Chaves realizó una fantástica salida desde la décima posición, y escaló hasta la tercera plaza, en un inicio estratégico donde algunos equipos optaron por montar neumáticos de lluvia y otros slicks.

Álvaro Lobera estaba realizando un buen inicio de carrera desde la undécima posición. Cuando el español atacaba el séptimo puesto, un trompo le hizo caer hasta el fondo de la parrilla. Por delante, el tailandés Inthraphuvasak adelantó a Chaves, al mismo tiempo que Hamaguchi se colocaba primero tras realizar una fantástica maniobra sobre Lewandowski.

La pista comenzó a secarse y los pilotos que habían montado slicks empezaron a rodar mucho más rápido. Gianluca Roda estaba quinto, ganando mucho tiempo a los hombres de cabeza, cuando al intentar doblar a Lobera, este último perdió el control del Lamborghini del Racing Team Spain, haciendo trompear al italiano. Pese a los daños, los mejores neumáticos de este hicieron que recuperara la quinta posición, y que continuara escalando hasta la tercera posición.

Pero la alegría de los locales no iba a durar mucho, pues la lluvia volvió a hacer acto de presencia, y Roda perdió el control del 488 GT3 y acabó contra las protecciones. Chaves comenzó a recuperar terreno, pero los líderes estaban muy lejos, mientras todos los que llevaban slicks comenzaron a rodar muy lentos, esperando a que se abriera la ventana de parada en boxes para aprovechar para cambiar neumáticos y piloto.

Sasahara se reincorporó en primera posición, con una ventaja abismal con respecto a Miguel Ramos. La lluvia aumentó todavía más de intensidad, y dirección de carrera decidió sacar el coche de seguridad. Al relanzarse la carrera, Verdonck se tocó con Renauer, mandando a este último a la escapatoria, mientras que un error de Ramos lo relegó a la décima posición. El coche de seguridad salió por vez definitiva, terminándose la carrera detrás del mismo.

Ukyo Sasahara y Hiroshi Hamaguchi consiguieron el oro para Japón, habiendo demostrado que han sido la mejor dupla de esta primera edición de los Motorsport Games. La segunda posición, y por lo tanto la plata, fue para Polonia, con Andrzej Lewandowski y Artur Janosz. Pese a haber cruzado la línea de meta en tercera posición, los belgas fueron penalizados con 30 segundos de sanción por el toque con Renauer, bajando hasta la novena plaza. Brenton y Stephen Grove consiguieron el bronce, después de haber salido desde la octava posición a esta carrera final. Álvaro Lobera y Fernando Navarrete se retiraron en la primera mitad de carrera, terminando con sabor amargo un fin de semana lleno de altibajos. 

 

Lee a continuación: ¿Tendremos una Fórmula 1 demasiado 'estándar' en la temporada 2021?