Jean-Éric Vergne regresa a lo más alto en el ePrix de Sanya

 |  @eloy_eg  | 

Seis ganadores en seis carreras distintas. Y es en la sexta carrera cuando al fin el vigente campeón ha vuelto a subirse a lo más alto del podio. Jean-Éric Vergne se impuso este fin de semana en la edición inaugural del ePrix de Sanya, en China, al adelantar al pole Oliver Rowland en el momento justo y lograr una mínima ventaja que conservó hasta el Safety Car Virtual bajo el cual finalizó la prueba.

Nissan e.dams pareció especialmente en forma en este segundo ePrix chino de la temporada, pero no pudo convertir ese rendimiento en el doblete que cualquiera podía esperar a tenor de sus tiempos en entrenamientos. Rowland se hizo con la pole una décima por delante de Vergne, mas su compañero Sébastien Buemi cometió un error en Superpole y se debió conformar con el sexto puesto.

Ahí no acabarían las desgracias para Buemi, que tras ser investigado tras la sesión de clasificación no pudo cargar a tiempo su monoplaza y se vio obligado a salir desde el pitlane, debiendo así remontar. En cabeza su compañero Rowland mantuvo la punta de una carrera que pronto quedó interrumpida al quedarse clavado en parrilla Felipe Nasr. No fue la única víctima prematura, al quedar igualmente eliminados el líder del campeonato Sam Bird y Stoffel Vandoorne tras un toque. El compañero de Nasr en Dragon, Pechito López, también quedaría apeado poco más tarde por problemas mecánicos.

Con problemas de gestión de energía habituales, como los que le dejaron fuera de combate en México, Rowland formó un trenecito durante buena parte de la carrera, siendo Jean-Éric Vergne el único que logró superarlo con ayuda del 'Attack Mode'. El uso prematuro del mismo amenazó con dejarle vendido cuando apareció un nuevo Safety Car al chocar Sims contra las barreras tras verse encerrado por Lotterer, pero Vergne aguantó sin problemas la presión, si bien debió ser investigado por una posible maniobra irregular en la resalida, sin consecuencias.

Por detrás sí hubo más movimiento. Rowland y Da Costa ocuparon los puestos de podio, aunque están investigados por un toque que dañó el morro del BMW del luso, mientras que la causa del Safety Car final fue un efecto acordeón en la horquilla del trazado de Sanya: Buemi, que remontó hasta la zona de puntos, empujó a Frijns, quien a su vez acabó con la carrera de Lucas di Grassi y la posibilidad de que éste liderara el campeonato.

Ello deja a António Felix da Costa al frente de la Fórmula E, tres puntos por delante de Jérôme d'Ambrosio, séptimo aquí. Vergne además se aúpa al tercer puesto, a ocho del portugués. La próxima cita tendrá lugar a mediados de abril en Roma.

Foto | FIA Formula E

Lee a continuación: Sam Bird se impone en un loco ePrix de Santiago de Chile