CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros circuito

4 MIN

Joey Logano gana en el caos y Alex Bowman en un imperio solitario de primeras citas de NASCAR

Héctor Sagués | 2 Mar 2020
joey-logano-ryan-blaney-nascar-vegas-2020
joey-logano-ryan-blaney-nascar-vegas-2020

Empezó la temporada regular de la NASCAR Cup Series con dos citas diferenciadas después del estreno en Daytona. Dos circuitos rápidos de la costa oeste como son Las Vegas y Fontana vieron también dos carreras que no podían diferir más entre sí: si bien el desierto de Nevada fue testigo de cierta tensión y lucha en varios frentes, incluyendo a un ganador inteligente y veloz como Joey Logano, la ronda de la antigua fábrica de acero californiana desembocó en un festival de aburrimiento y dominio por parte de Alex Bowman, consolidada pieza de Hendrick Motorsports que ganó con maestría y se reivindica en un año clave para su futuro.

Daniel Suárez se quedó tirado en el arranque de la carrera de Las Vegas, que vio una competition caution por unas fuertes lluvias del día anterior. Los Ford sacaron músculo y solo Martin Truex Jr. y Chase Elliott se oponían al dominio de los Mustang en los compases iniciales. Tanto Elliott como Truex pasaron fácilmente a Harvick y dejaron atrás a los coches del óvalo azul al final del primer segmento, que venció el #9 al #19, Harvick, Ryan Blaney y Logano. Jimmie Johnson asaltó el top 5 en resalidas bien medidas y aprovechó su experiencia para llevarse consigo a Bowman y William Byron, a la vez que Elliott volvía a adelantar a Harvick por el liderato.

La nula acción en pista permitió ver paradas bajo bandera verde, alargando Ricky Stenhouse Jr., John Hunter Nemechek y Ty Dillon en busca de una caution que no llegó. Elliott demostró su hambre de victoria superando a Truex después de que éste le adelantase en boxes y se apuntó el segundo segmento, seguidos de cerca por Blaney, Byron y Logano. Un trompo de Nemechek se intercaló entre un bump draft de Logano a Blaney que les situó primero y segundo. Harvick, Blaney, Logano y Elliott se intercambiaron el liderato y el de Chevrolet iba lanzando al triunfo hasta que pinchó y se fue al muro a falta de 47 vueltas, igual que Truex y Christopher Bell previamente.

Stenhouse y Nemechek se pusieron primeros al no parar antes del accidente de Elliott, pero Logano, Harvick y los Hendrick los apartaron pronto. Blaney adelantó a Logano para ser líder a falta de 12 giros y Ross Chastain trompeó a falta de seis, forzando un cambio de estrategia. Siete coches no entraron en boxes y Logano pasó de tercero a primero, ganando de forma tranquilamientras el caos se armaba detrás: Matt DiBenedetto tocó a Byron en la resalida y acabó segundo junto a Stenhouse y Austin Dillon, golpeando Byron después a Blaney y Erik Jones; Kyle Busch chocó con Nemechek y Ty Dillon y Tyler Reddick echó a Truex en un turbio final.

El frío asfalto de Fontana dio la bienvenida a los coches la semana siguiente, homenaje incluido a Johnson en la salida. Clint Bowyer era el poleman sorprendente y tenía a cuatro Chevrolet rápidos en Johnson, Bowman, Kurt Busch y Kyle Larson. El #88 les superó y se escapó considerablemente, hasta tres segundos antes de la primera parada para cambiar gomas. Denny Hamlin llegó a echar en plena recta de meta a Larson y el de Ganassi fue doblado al volver a boxes. Bowman, Blaney, Johnson, Aric Almirola y Kurt Busch encabezaron el primer segmento y el de Penske se coló en el primer lugar junto a sus compañeros Logano y Keselowski.

Los Toyota progresaron junto a los Penske y Blaney y el ciclo de paradas en bandera verde quedó interrumpido por dos pinchazos separados de Bell y Bowyer, una caution que cambió poco el orden arriba pero sí en la zona baja. Blaney y Johnson siguieron peleando como en buena parte del segundo segmento y el #12 se impuso a Bowman, Johnson, Keselowski y Truex. No dejó Johnson de brillar en su carrera de casa, en parte gracias a unos mecánicos extrañamente eficaces en Hendrick. Blaney y Truex intentaron asaltar el primer lugar en la resalida pero Bowman les cerró el paso y aguantó las embestidas de los Camry de Truex, Hamlin y Kyle Busch.

Los coches nipones no brillaron en las primeras rondas en trazados de milla y media pero la evolución del asfalto les ayudó a luchar por posiciones relevantes. Elliott y Kurt Busch ascendieron hacia el top 5 y los mecánicos de Truex le pusieron mal una rueda, perdiendo 15 posiciones. Keselowski y Bowyer alargaron su detención de forma infructuosa y los Chevy perdieron tiempo con ruedas desgastadas al final, no así un imperial Bowman que venció con nueve segundos de ventaja sobre Kyle y Kurt Busch, Elliott y Keselowski; Johnson fue 7º, Truex 14º al exprimir demasiado el ritmo de su coche y Blaney 19º tras pinchar cuando iba segundo a cuatro vueltas del final.