Joey Logano gana una carrera aplazada a lunes en Michigan

 | 

NASCAR tiene dos circuitos muy veloces en Daytona y Talladega y un tercero muy rápido pero en el que hay que pisar el freno en forma de Michigan. El gran óvalo norteño vio su cita de junio afectada por la meteorología por tercera ocasión en los últimos cinco años y necesitó de un Overtime para finalizar en medio del dominio de Joey Logano, que lideró 163 de las 203 vueltas y ganó una carrera en la que no estuvo tranquilo a pesar de los números. Los nuevos pack aerodinámicos hicieron su función y agruparon a los coches en lugar de permitir a Logano escaparse.

La carrera tuvo lugar el lunes después de que una tormenta severa obligase a aplazar el comienzo previsto el domingo, en el que los pilotos llegaron a salir al asfalto en plena lluvia. Denny Hamlin pasó al poleman Joey Logano durante poco tiempo en medio de un grupo de Ford, recogiendo Logano y Kevin Harvick el testigo del liderato entre la multitud de coches de la marca del óvalo azul. Aric Almirola, Paul Menard y Brad Keselowski fueron hacia arriba en el buen potencial de los Mustang hasta la obligada competition caution, dónde que los Ford cambiaron gomas y los rivales no en busca la posición inicial en pista.

El grupo se compactaba y Logano no pudo escaparse en el liderato, presionándole Hamlin, Almirola, Martin Truex Jr., Erik Jones y Kurt Busch, además de unos pacientes Keselowski y Harvick. Jones, Alex Bowman y el mayor de los Busch acabaron escapándose con el Penske #22 y Almirola llegó a ponerse en paralelo con Logano antes de encontrarse unos doblados difíciles de lidiar en medio de las rectas y curvas, más complicados que de costumbre. Logano pudo aguantar al frente y llevarse el primer segmento por delante de Bowman, Jones, Almirola y Kurt Busch.

Harvick entró en el pit lane por un pinchazo lento antes del final del primer segmento y fue doblado, beneficiándose de una caution rápida por accidente de Kyle Weatherman para regresar a la vuelta del líder. Logano, Jones, Clint Bowyer, Ryan Blaney, Keselowski, Kyle Larson y Chase Elliott no pararon en boxes y decidieron liderar por delante del resto del pelotón, que rellenó el depósito pero no cambió ruedas. La estabilidad hizo que estos pilotos acabasen poniendo gasolina y cediendo sus posiciones delanteras. Austin Dillon, Harvick, Truex, Almirola y los hermanos Busch lideraron el segundo segmento.


Dos Ford fueron penalizados, Keselowski por un neumático suelto y Almirola por pasar por demasiados pit stalls. Harvick se puso líder en la resalida con un gran exterior a Logano y a Elliott en un 3-wide, tocándose después Logano y Larson en un malentendido en la recta de meta. Ambos pudieron seguir sin problemas, no como Bowyer en dirección al muro de la curva 2 al tocarse con Austin Dillon y un Jones que medio trompeó. Truex perdió terreno por el interior frente al adecuado exterior en el que resalieron Larson, Logano y Elliott y el propio Dillon golpeó el mismo muro que Bowyer con la ayuda de William Byron, otra bandera amarilla rápida.

Larson llegó a intentar pasar a Harvick por el interior de la curva 1 y patinó lo suficiente para que Logano y Harvick volvieran a superarle. Harvick usó bien el interior para robarle el primer puesto a Logano en la resalida siguiente y ambos pelearon duramente en paralelo durante varias vueltas, perdiendo ligeramente el de Stewart-Haas y recuperando más tarde ante Truex y Kurt Busch, escoltas provisionales de Logano. Jones y Darrell Wallace Jr. entraron en boxes con problemas de neumáticos y Elliott y David Ragan sufrieron distintos daños que les hicieron ir al pit lane, perdiendo opciones mientras Harvick, Truex y Kurt Busch se adelantaban tras Logano.

Truex tenía cuatro gomas frescas y se mantuvo arriba junto a los Ford. Daniel Suárez era quinto con una estrategia adecuada, rondando el top 10 dos pilotos no habituales como Chris Buescher (7º) y Daniel Hemric (10º) en carreras excelentes; Ryan Newman también iba cerca de la zona alta gracias a buenas resalidas. Larson abrió la ventana de paradas decisivas a falta de 28 vueltas y Harvick le siguió el camino de forma infructuosa por culpa de una mala parada de los mecánicos del #4. El grupo líder entró acto seguido y Logano mantuvo el primer lugar frente a Truex y los Busch, en especial de un Kyle aupado por la velocidad en pista y de su muro de boxes.

Suárez, Bowman, Menard, Keselowski, Hamlin, Byron y Ryan Preece alagaron sus detenciones decisivas y acabaron cediendo el liderato de vuelta a Logano, que se distanció con la ayuda de los doblados y buscó aguantar un último ataque de Truex y Kurt Busch en grupo. Los planes de los líderes cambiaron con el trompo de Jones a falta de cinco giros y el Overtime fue necesario para resolver la incógnita de la carrera. En la resalida Kurt Busch rebasó a Truex y presionó a Logano, que cerró huecos para sumar su segunda victoria de 2018. Les siguieron Suárez y Kyle Busch, Newman (8º) capturó top 10 y Buescher cayó al final (16º).

Lee a continuación: Cole Custer roba el triunfo a Tyler Reddick en Pocono