Joey Logano se encara con Martin Truex Jr. y se apunta a la fiesta de Miami

 | 

Los circuitos de menos de una milla son popularmente conocidos como short tracks en Estados Unidos y la acción que se suele ver en ellos no tiene comparación posible. Aunque NASCAR se ha ido alejando de estos trazados en beneficio de los de milla y media, lo más pequeño suele dar cosas grandes en el terreno del stock car. Así fue en Martinsville, dónde una pelea igualada entre contendientes del playoff de la Monster Energy Cup Series acabó con un choque en la misma recta de meta que cerró una posición de acceso a la cita de Miami y dejó las demás en incógnita.

Kyle Busch dejaba relegado desde la pole position a su compañero de fila Clint Bowyer, que aún así se las arregló para perder posición solo con Denny Hamlin y no ser perjudicado por la letal línea exterior. Ryan Blaney se vio presionado por Kyle Larson y dejó pasar al piloto de Ganassi para evitar problemas, a la vez que Chase Elliott y Martin Truex Jr. remontaban sus malas posiciones de partida y se colaban en el top 20 con facilidad. Busch, Hamlin y Bowyer se juntaban en las tres primeras posiciones y #18 dejó pasar a sus compañero de fuga, liderando un Hamlin que buscaba mantener su racha de 12 temporadas ganando carreras en la Cup Series.

Jeb Burton provocó la primera caution al irse al muro de la curva 1 sin frenos y Kyle Busch y Joey Logano robaron el liderato a Hamlin y a Bowyer en boxes. Blaney adelantó a Hamlin, que no solo le devolvió la gentileza sino que le dejó con un combativo Bowyer que le apartó del camino. Jimmie Johnson pinchó en lucha con Erik Jones y quedó cruzado en la pista de camino a una segunda interrupción durante la cual algunos pilotos entraron en boxes pero no lo hizo ninguno de los punteros. Hamlin volvió a pasar a Kyle Busch y ganó el primer segmento por delante de Logano, el menor de los Busch, Bowyer y Kurt Busch.

Truex fue séptimo y Elliott 11º y ambos intentaron seguir progresando en una posición más adecuada, rebasando a un tranquilo Kevin Harvick que prefería mantener su margen de puntos antes que arriesgarse a un accidente. Logano se escapó en el liderato después de una buena parada de Penske y Hamlin dejó pasar a los Busch, siguiendo Kurt el ritmo de Kyle. Los doblados se dejaban pasar como podían en el estrecho paperclip y Truex se colaba en el top 5 con un coche veloz a medida que se sumaban las vueltas, todo lo contrario que un Bowyer dañado tras un toque con William Byron en el pit lane y unos sancionados Blaney y Larson.

El imparable ascenso de Truex proseguía al adelantar a Kurt Busch, rival clave en la lucha de puntos en el playoff, en una carrera estabilizada y sin mayores incidencias que la sustracción de un gato hidráulico por parte de Timmy Hill y un problema de suspensión de Austin Dillon. Regan Smith se quedó sin frenos pero pudo llegar lentamente a boxes y evitar la caution. Hamlin cazó a Logano y le presionó en las últimas vueltas del segundo segmento, resistiendo Logano por el exterior para sumar la victoria de etapa. Hamlin llegó al lado de Logano, siguiéndole detrás Kyle Busch, Truex Jr. y Kurt Busch.

Amenazó una célula de lluvia con la llegada del líquido elemento al trazado de Virginia, dónde Truex intentó quitarle el tercer puesto a Kyle Busch y cedió con Kurt Busch, Brad Keselowski y Bowyer. Volvió Logano a tomar un segundo de ventaja gracias al tapón de Hamlin a los Busch y a Keselowski, al que se unían Truex y Bowyer en poco tiempo. El de Furniture Row se mostraba particularmente inspirado y buscaba su primera victoria en un short track, pasando de séptimo a segundo en pocos giros y mostrando la intención de irse a por Logano, cómodo líder al que le quitaba los dos segundos de ventaja.

A.J. Allmendinger y Ty Dillon eran algunos de los pocos coches que seguían en la vuelta del líder y estaban por delante de un demasiado calmado Harvick que se conformaba sin apenas ritmo. Truex atrapó a Logano e intentó situarse por el interior sin éxito inicial, pero la mayor velocidad del Penske por el exterior quedó en nada ante el empuje del Toyota, que se puso líder a falta de 140 vueltas. Darrell Wallace Jr. fue a boxes con un problema mecánico y evitó la caution que causó el accidente de Byron en la curva 3 apenas segundos después del relevo en cabeza. No tuvo problemas Truex en la resalida, aunque Logano tardó apenas tres vueltas en recuperar el primer puesto.

El aparatoso incendio del coche de Hill en la entrada al pit lane y el reventón de Larson dieron dos cautions más a la carrera, tomándose su tiempo los comisarios en limpiar el aceite del Chevrolet. Logano lideró sólidamente en la resalida bajo el atardecer y Truex volvió a perder posiciones, en esa ocasión con Keselowski, Kurt Busch, Hamlin y Kyle Busch. Keselowski no tuvo reparos en tocar ligeramente a su compañero Logano y situarse líder, mientras Hamlin y Kyle Busch arrinconaban a Kurt Busch y eran tercero y cuarto. Busch y Hamlin se alternaron las posiciones e hicieron doble presión a un Logano que no podía seguir a Keselowski.

Justo cuando Hamlin adelantó a Logano, Daniel Suárez ejecutó un complicado 3-wide en el que se llevó por delante a Johnson y a Bowyer, que acabó trompeado y cabreado. Logano y Kyle Busch pasaron en boxes a sus compañeros Keselowski y Hamlin y le presión se hacía notar a menos de 40 vueltas del final. Logano se fugó de nuevo y Keselowski le hizo un favor apartando a Kyle Busch para causar un necesario tapón en la segunda posición. Truex disponía de un coche más rápido y pasó a Kyle Busch para ponerse tercero, alcanzando ambos a los Penske cabeceros por culpa de un Logano que empezó a ir lento en el peor momento posible.

Logano, Keselowski, Truex, Kyle Busch y Hamlin y Kurt Busch se mantuvieron juntos en las últimas 15 vueltas y el tren que organizaba el #22 apretaba al pelotón. Truex salió bien por el interior de Keselowski y se puso segundo a diez giros del final, yendo de inmediato a por Logano. El temoroso #22 cedió el interior a Truex pero mantuvo el liderato por el exterior hasta la entrada de la última vuelta. Sin embargo, cuando parecía que la carrera se había decidido al poner Truex todo el coche por delante de Logano, el de Penske le echó en la curva 3 y en la llegada a meta, entrando cruzados en la recta después de un toque que podría haber sido letal para ambos.

Acabó Logano ganando y garantizó así su pase a Homestead tras un final trepidante aunque quizá demasiado controvertido. Hamlin acabó segundo y estuvo a punto de robar el triunfo, seguidos por Truex, Kyle Busch y Keselowski. Kurt Busch fue sexto, Elliott séptimo en una carrera poco brillante por su parte y Harvick salvó el top 10 en la parte final frente a Ryan Newman y a Suárez. Almirola finalizó 11º y un enfadado Bowyer 21º después de un evento emocionante, en el que los JTG de Buescher y Allmendinger, Ty Dillon y David Ragan aprovecharon la ocasión accidentada para arañar valiosos top 20 que aportarán dinero a sus equipos.

Lee a continuación: ¿Por qué usar un túnel de viento si puedes usar un túnel de verdad? Bienvenidos a Laurel Hill