ESPACIOS
COMPETICIÓN
Cerrar CERRAR
Competición

4 MIN

Justin Allgaier gana una gran carrera de Xfinity en Indianápolis

Todo lo que pudo salir en Indianápolis quedó perfectamente alineado en el fin de semana de NASCAR en el Brickyard, una serie de días que pusieron a la organización bajo el punto de vista mediático por culpa del mal tiempo. Afortunadamente, la Xfinity Series salvó parte de la ronda en Indiana con una emocionante carrera, aplazada por las tormentas caídas en sábado y domingo y disputada la mañana de lunes previa a la cita de la Monster Energy Cup Series. Justin Allgaier ganó a un hambriento grupo y reafirmó su papel de gran favorito para el campeonato junto a un apagado Christopher Bell.

Allgaier le robó el liderato inicial al poleman Ryan Blaney, que cayó hasta el octavo lugar y fue adelantado por Elliott Sadler, John Hunter Nemechek, Daniel Hemric y demás rivales. La colocación de los restrictor plate habituales en Daytona y Talladega limitaba la velocidad de los coches y permitió un mejor seguimiento entre ellos. Sadler se pegó a Allgaier e intentó atacar a su compañero sin dejar de recibir la presión de Nemechek, Hemric y Chase Elliott entre otros rivales. La competition caution de la vuelta 10 reagrupaba a los pilotos y los hacía más partícipes en el caos que llegó a continuación.

Ty Dillon y Cole Custer paraban antes de la caution y Tyler Reddick puso dos gomas en lugar de cuatro, quitándoselos Allgaier de encima en dos curvas. Brandon Hightower chocó con el muro en solitario y acto seguido Nemechek cerró a Dillon y le hizo trompear en la curva 3. Sadler no pudo evitar al de Childress y Austin Cindric y Spencer Boyd dañaron sus coches al intentar esquivar el incidente, quedando los cuatro fuera de carrera. La resalida a una vuelta del primer segmento vio una pelea sin cuartel que acabó con un 4-wide en el que Nemechek se impuso a Ryan Preece, Custer y Allgaier.

Brandon Jones tomó dos neumáticos en boxes y se arriesgó de forma innecesaria en un segundo segmento mucho más tranquilo que el primero. Reddick, Hemric, Bell y Austin Dillon lideraban un grupo de diez pilotos que no entraron en boxes y tomaron los puestos de cabeza. El buen uso del rebufo situaba un segundo grupo formado por Matt Tifft, Blaney, Preece, Custer, Elliott y Allgaier. Reddick se llevó en un tapón a Bell y Tifft y los líderes Hemric y Dillon se fugaron, aguantando Hemric para ganar el segundo segmento por delante de Bell, Allgaier, Custer y Preece.

Dillon, Tifft, Reddick, Elliott y demás sacrificaron puntos de Stage en busca de la victoria y resalieron arriba, intentando Blaney lo mismo hasta que fue penalizado por pasarse de velocidad en el pit lane. Tifft y Elliott hicieron funcionar la línea interior y dejaron atrás los constantes 3-wide de una competencia, que se organizó. Allgaier, Bell y Reddick cazaron al dúo delantero, en el que Elliott tomó el relevo en paralelo durante casi una vuelta y recibió un empujón de Allgaier. Interrumpió la pelea un accidente de Custer, que giró hacia el interior sin ver que Jones pasaba por ahí y se fue al muro de la recta trasera.

Preece y Nemechek colisionaron en la resalida y el de Toyota chocó con el muro de neumáticos en una bandera amarilla transformada en roja para limpiar mejor el circuito. Elliott resalió bien en las partes finales con la ayuda de Allgaier, pero quedó relegado por las asociaciones fugaces de Bell con Tifft y Allgaier con Reddick. Bell se equivocó en paralelo con Allgaier y dejó pasar a Reddick, siendo engullido por Elliott, Blaney, Tifft y Hemric en una apoteósica disputa entre siete pilotos; el dañado Bell se iba aún más atrás con daños en el Toyota #20.

Se escapaban seis pilotos y Blaney se ponía tercero delante de Elliott. Allgaier no dejó que nadie le relevase y mantuvo atrás a Reddick de camino a su quinta victoria de la temporada, llegando Blaney, Elliott y Hemric en el mismo segundo. Tifft quedó a segundo y medio, con Bell relegado a la séptima posición y Austin Dillon recuperándose de un pinchazo de camino al octavo lugar de una cita memorable llena de alternativas y con un pack aerodinámico que funciona en el Brickyard. Ryan Reed, Ross Chastain y Cindric intentarán aguantar sus posiciones de playoff en Las Vegas, última ronda de la temporada regular de la Xfinity Series.

Dame tu opinión sobre este artículo

Ni fu, ni fa
Me ha gustado
¡Muy bueno!

Héctor Sagués

Cargando...