Kurt gana a Kyle en un brutal duelo entre los Busch en Kentucky

 | 

Apoteosis final en la visita anual de la Monster Energy NASCAR Cup Series a Kentucky, escenario céntrico dónde los pilotos dirimieron un espectáculo cambiante de intensidad y estrategia. Lo que parecía una carrera calmada y con muchos visos a las paradas en boxes y el consumo se tornó en vibrante y emocionante en su segunda mitad, en especial en las últimas 30 vueltas. Los hermanos Busch acabaron peleando por la victoria y Kurt se impuso a Kyle en un Overtime para el recuerdo, dónde los toques e intercambios de golpes (literales y figurados a partes iguales) marcaron la tendencia de la primera victoria de Chevrolet en Kentucky.

Daniel Suárez y Aric Almirola tomaron la primera fila en un calmado comienzo dónde Stewart-Haas copó gracias las tres primeras posiciones sumando los esfuerzos de Kevin Harvick. Brad Keselowski y Joey Logano avanzaron dentro del top 10, pasando el vigente campeón a Kyle Busch y a Martin Truex Jr. y progresando hacia Suárez, Almirola, Harvick, Kurt Busch y Keselowski, top 5 apretado; Austin Dillon y Daniel Hemric perdieron posiciones arriba tras brillar en qualy Chase Elliott provocó una primera caution al irse al muro y pinchar un neumático, perdiendo Suárez muchas posiciones en boxes al ser de los pocos que cambió cuatro gomas.

Keselowski y Kurt Busch no cambiaron ruedas y la gran mayoría entre ellos (Almirola, Harvick, Kyle Busch, Logano y Truex) pusieron dos nuevas. Corey LaJoie trompeó en solitario y Bayley Currey se llevó puesto a Landon Cassill entre unas resalidas excelentes de Kurt Busch, líder frente a su hermano Kyle y Logano después de tomar de forma sublime la bandera verde. Aguantó Kurt un par de ataques de Logano (con la ayuda de un empujón de Denny Hamlin) y mantuvo convincentemente la primera posición hasta el final del primer segmento, que ganó por delante de Logano, Kyle Busch, Hamlin y Almirola.

Suárez no podía avanzar más allá del 14º lugar, encallado con cuatro neumáticos nuevos que sí les servían a Ricky Stenhouse Jr. y Paul Menard para llegar al top 10. Kyle Busch, Menard, Suárez, Erik Jones, Darrell Wallace Jr. y Jimmie Johnson pusieron dos gomas al final del primer segmento, no parando Stenhouse, los hermanos Dillon, Alex Bowman, Ryan Newman, Clint Bowyer y Ryan Blaney (estos dos últimos perjudicados al parar antes de la primera caution). Newman y Austin Dillon incluso pelearon brevemente por el tercer puesto antes de ser alcanzados por Kyle Busch, permitiendo la fugaz escapada de Stenhouse y Bowyer.

No tardó Kyle Busch en rebasar al dúo de Ford para ponerse primero, alejándose en especial de Logano, Kurt Busch, Harvick y Truex, todos ellos sufriendo para mantenerse en el top 10. La ronda de paradas dejó pocos cambios de posiciones y los Toyota subieron hacia la parte alta de la clasificación con la velocidad de Busch y Hamlin y la estrategia alternativa de Jones, aunque Hamlin fue sancionado por perder un neumático en su parada. Kyle Busch ganó a Jones, Austin Dillon, Logano y Bowyer, siendo doblados Hamlin por su sanción y un resistente Keselowski sin ritmo que llegó a bloquear el camino del líder Busch (maniobra legal en NASCAR).

Kyle Busch siguió con su atrevimiento y no cambió neumáticos en boxes, intentando ir a por los líderes que no pasaron por el pit lane, entre ellos su hermano Kurt, Bowyer, Almirola y William Byron. Jones patinó frente a los Busch y cayó de cuarto a sexto, aunque mantenía una importante posición de cara a la lucha por el playoff. Johnson perdió el control de su Chevrolet y trompeó al lado de Logano en la salida de la curva 2, peleando Bowyer y Byron duramente por el liderato y una victoria que clasificaría a ambos pilotos para el playoff; Kurt Busch les presionaba con las gomas adecuadas.

Sin embargo, Byron se saltó la resalida al arrancar por delante del líder Bowyer y recibió un drive-through que echó por la borda todo el trabajo realizado. Kurt Busch tocó un poco a Bowyer y mantuvieron ambos un interesante paralelo entre veteranos hambrientos, aguantando Bowyer varias acometidas del de Ganassi y posibilitando que Kyle Busch y Logano llegasen para marcar una apasionante pelea a cuatro por el liderato. Kurt Busch acabó pasando a Bowyer y el #14 se fue de inmediato al pit lane para realizar su última parada por gasolina a 62 vueltas del final; Bowyer no marcó tiempos rápidos en solitario y su posición delantera se veía amenazada.

Kurt Busch paró a falta de 54 giros y Jones se la jugó a falta de 48, poniendo dos ruedas nuevas y menos gasolina en una jugada arriesgada para ponerse líder virtual. Kyle Busch, Logano, Hamlin, Larson y un discreto Truex encabezaban el amplio grupo delantero, deteniéndose Busch y Logano a 41 vueltas del final y copiando la estrategia de Jones con dos gomas y menos gasolina. Larson, Truex y Hamlin fueron parando y  condenaron la conservadora elección de Bowyer y Kurt Busch; Hamlin no cambió ruedas y perdió tiempo en pista, aunque no tanto como un Truex sancionado por pasarse de velocidad en boxes.

Newman, Suárez, Menard y Chris Buescher fueron los últimos que alargaron sus obligadas detenciones. Kyle Busch y Logano se marcaban terreno en las dos primeras posiciones y el de Penske tomaba una línea interior que recortaba distancia al exterior del del Gibbs, intercambiándose líneas hasta que Logano tomó el interior a falta de 21 vueltas. Busch le echó en la recta de meta y le cortó las curvas 1 y 2 para pasar del exterior al interior, cerrando Logano por el preciado exterior para situarse líder. El vigente campeón voló bajo y sacó medio segundo por vuelta a la mayoría del pelotón en su fuga, interrumpida por el trompo de Wallace en la salida de la curva 2.

El menor de los Busch había recortado los dos segundos de ventaja que tenía Logano y resalió perfectamente en el Overtime, pero Kurt Busch y Jones le rodearon en un 3-wide. Kurt aguantó el exterior a Kyle en la penúltima y en la última vuelta, apoyándose ambos en el rival y venciendo Kurt por primera vez con Ganassi en un final inolvidable. Kyle Busch, Jones, Larson y Hamlin completaron el top 5, Bowyer fue 6º y Logano 7º tras una mala resalida, Suárez, Newman y Chris Buescher cerraron el top 10 con buenos finales. Truex (19º), Keselowski (20º) y Harvick (22º) acabaron doblados en una mezcla de sanciones e inconvenientes.

Lee a continuación: Blink of an Eye: la NASCAR llevará su historia más emotiva al cine [Tráiler]