CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros circuito

6 MIN

Kyle Busch consigue su tercera victoria consecutiva

Héctor Sagués | 22 Abr 2018
kyle_busch_victoria_nascar_richmond_2018
kyle_busch_victoria_nascar_richmond_2018

Richmond es un circuito de características extrañas dentro de los short tracks estadounidenses, un trazado que ayuda a que las carreras sean emocionantes en situaciones particulares. No fue el caso de la pasada carrera sabatina, que vio acción en los 50 últimos giros después de una gran parte de estabilidad y excesiva tranquilidad en cuanto a accidentes se refiere. La lucha por el liderato fue trepidante entre los pilotos de cuatro equipos y acabó cayendo del favor de Kyle Busch. El campeón de 2015 logró su tercer triunfo seguido en la Monster Energy Cup Series y consolidó su posición frontal en la categoría después de aguantar los ataques de los Ford, en especial de una poderosa Stewart-Haas que parecía la escuadra dominadora.

Martin Truex Jr. tomó un segundo desde la pole position en apenas dos vueltas, aprovechando en parte la lentitud inicial de Joey Logano en la parte interior. Kyle Larson pasó a Logano pero el de Ganassi fue rápidamente adelantado por Logano, Chase Elliott y Denny Hamlin en los compases iniciales bajo el cayente sol. Kyle Busch salió 32º y no tardó mucho en llegar al top 15, con prisa por alcanzar la parte delantera de la parrilla después de una mala sesión de clasificación. Kurt Busch ascendió hasta el tercer puesto al quitarse a Hamlin y a Elliott, mismo hecho que cometió Logano al pasar a Truex para ser líder de carrera en la vuelta 39.

El piloto de Penske se escapó del de Furniture Row, que después perdió ante Kurt Busch y un excelente Aric Almirola tercero tras salir 25º. Truex cayó aún más bajo y cedió con varios pilotos, entre ellos unos destacables William Byron y Clint Bowyer y un Kyle Busch rápido. Logano ganó el primer segmento por delante de Almirola, que adelantó a Kurt Busch para ponerse segundo en pista y culminar una breve remontada antes de perder posiciones en boxes. Byron y Bowyer cerraron el top 5, por delante de otro ascendente en Kyle Busch. Austin Dillon adelantó a Truex y le quitó la octava posición del segmento en la misma recta de meta.

Kurt Busch demostró su ritmo espectacular poniéndose líder en la resalida por delante de Logano. Kyle Busch siguió el ritmo de su hermano después de rebasar al #22, aunque a su vez sería superado con el paso de las vueltas por Bowyer, Logano y Almirola. Bowyer alcanzó y pasó a Kurt Busch, superándole de nuevo el mayor de los Busch antes de que Bowyer volviese a ponerse primero. Logano, Kurt Busch y Almirola batallaron durante muchas vueltas hasta que el de Penske adelantó a todos los Stewart-Haas y se fugó para ganar el segundo segmento. Le siguieron Bowyer, Busch, Almirola y un rápido Byron que dejó atrás al grupo de Ryan Newman, Brad Keselowski y Truex.

Kurt Busch retomó la primera posición, birlándosela a un Logano que volvía a recibir la presión y la superación de Bowyer. Truex y Kyle Busch se intercalaban entre los dos tríos de Ford al frente, pasando ambos Toyota a Logano a la vez que Hamlin pasaba a Almirola. La llegada de la noche hacía que la pista se enfriara sobremanera, bajando de los 32º a los 19º grados en un asfalto muy frío que generaba movimiento de posiciones pero mucha estabilidad general. Ryan Blaney le hacía un bump a Alex Bowman estando ambos en vueltas distintas, sin más incidencia que el choque mutuo entre los rivales de Penske y Hendrick.

La calma alargada obligó a los equipos a realizar paradas en bandera verde, de las cuales Truex salió beneficiado. Los mecánicos de Furniture Row completaron una buena detención y ayudaron al vigente campeón a ponerse primero por delante de Bowyer y un evolucionado Harvick. Daniel Suárez arruinó parte de su buena actuación rozando el top 10 al pasarse de frenada en la entrada a boxes, saltándosela, y pisar la pistola de Kurt Busch después. Hamlin y Elliott echaban a un hasta entonces sólido Almirola y se juntaban con un dúo peleón formado por Larson y un descendente Kurt Busch que salió mal parado del paso por el pit lane tras el incidente con Suárez.

Hamlin les superó a todos ellos y a los Penske de Keselowski y Logano en claro ritmo bajo. Truex sufrió para doblar a los rivales, perdiendo un segundo de ventaja respecto a Bowyer mientras intentaba dejar a una vuelta a Newman y a Jamie McMurray. Harvick adelantó a Bowyer y acabó superando a Truex a falta de 76 vueltas para el final, pero Bowyer pasó a su compañero justo antes de realizar ambos una última detención en bandera verde. Volvió Truex a anticiparse a la parada de los Stewart-Haas, que cubrieron su hueco pero fueron superados por el piloto del #78 en pista ante el mayor calentamiento de los neumáticos del Toyota.

Siguieron sin despegarse Bowyer, Harvick y Kyle Busch, que se mantuvieron a un segundo y medio de Truex y buscaron su oportunidad con la primera caution legítima de la carrera, que llegó en la vuelta 353 de 400: Ricky Stenhouse Jr. juzgó mal un adelantamiento sobre Blaney en la curva 4, chocando el de Penske con Cole Whitt y quedando los tres cruzados en medio del circuito. Truex Jr. resalió bien y dejó a Harvick vendido ante Kyle Busch, que se coló por delante del #4. McMurray golpeó el muro y su colisión seca hizo efecto a Newman, que dañó el coche directo a una nueva caution; McMurray pinchó y estuvo a punto de llevarse por delante a su compañero Larson en pleno cabreo por pasar el #42 al #1 bajo bandera amarilla.

Kyle Busch y Hamlin adelantaron en boxes a Truex, que sufrió una parada lenta por parte de Furniture Row. De nuevo el segundo clasificado resalió mal, como demostró Truex quitándose de encima a Hamlin. La presión entre campeones se mantuvo tranquila en parte de las últimas 20 vueltas hasta que David Ragan se accidentó a falta de 11 giros cuando rodaba en una buena 16ª posición. Truex perdió siete puestos en boxes y se dejó sus opciones de victoria a pesar de recibir un regalo en forma de caution al estrellarse Stenhouse Jr. en la curva 3.

El Overtime acabó maquillando una carrera cuyas últimas 40 vueltas compensaron la falta de emoción de las primeras 350. Kyle Busch mantuvo a raya a los rivales en el periodo importante y obtuvo su tercera victoria consecutiva en la Cup Series, seguido de Elliott, Hamlin, Logano y Harvick. Jimmie Johnson arañó una importante sexta posición en las resalidas finales, las mismas que aprovechó Suárez para finalizar décimo. Truex Jr. cambió neumáticos para el Overtime pero solo pudo ser 14º, perdiendo Kurt Busch, Almirola y Byron un top 10 casi seguro y siendo Matt DiBenedetto 16º en una gran actuación para el de Go Fas Racing.