Las prisas no son buenas consejeras pero son la base del automovilismo de élite y la adrenalina suele hacer el resto si se necesita obtener un resultado determinado en una competición. NASCAR es uno de los campeonatos más relevantes en cuanto a búsqueda de emoción se refiere y sus gestores buscan que los pilotos se enfrenten a menudo, sistema ayudado por el playoff actual. Varios de los candidatos a la victoria en Phoenix se perdieron entre accidentes y premiaron el aguante de Kyle Busch, que logró su primer triunfo en el circuito desde 2005 y obtuvo la recompensa que buscaron especialmente Kevin Harvick, Chase Elliott y Kurt Busch.

Continuar leyendo »

El playoff de la Monster Energy NASCAR Cup Series iluminó su existencia en la particular pista de Richmond. El short track más lento que Bristol y menos raquítico que Martinsville dio una lección de emoción distinta en la segunda cita de la primera ronda de la lucha por el título, un evento con muchas peleas en pista e igualdad máxima sin necesidad de banderas amarillas. Kyle Busch demostró su adaptación a la carrera de estilo más europeo y se apuntó su 50ª victoria en la máxima categoría del stock car, llevándose un placentero pase a la segunda ronda.

Continuar leyendo »

Chicagoland, el enésimo milla y media creado para satisfacer las necesidades de un campeonato que dejó de estar en auge, fue la sede del mejor final visto en 2018 hasta la fecha. La Monster Energy NASCAR Cup Series tuvo en Illinois un regreso a lo que había sido, ya que Chicagoland ha dejado de ser circuito de Play-off por primera vez desde 2011. La carrera en sí no tuvo mucho concepto de emoción pero sí de variedad de líderes, hasta que en las últimas vueltas todo se revolucionó gracias a las prisas de un piloto que buscaba la victoria y otro que intentó conservarla de cara a la futura lucha por el título.

Continuar leyendo »

No es la primera ni será la última vez que una carrera de NASCAR se decida de forma polémica. Los accidentes y los problemas post-carrera son un habitual en el stock car norteamericano, que ha vivido y promocionado este tipo de competición desde que Donnie Allison y Cale Yarborough chocasen en la última vuelta de la Daytona 500 de 1979, la primera transmisión completa de un evento que cambió la fisonomía del automovilismo en Estados Unidos. Este domingo se vio un nuevo episodio de controversia y diversión por igual en Chicagoland, un circuito no siempre propenso a la acción pero cuyo cambio de fecha le ha sentado bien.

Continuar leyendo »

La Coca-Cola 600 es la carrera más larga de la Monster Energy NASCAR Cup Series, un ejercicio de resistencia que culmina un fin de semana lleno de emociones con las carreras de Mónaco, Indianápolis e incluso en Sugo. La mayor duración de la ronda de Charlotte ayuda a que los pilotos tengan más opciones de conseguir destacar, aunque la acción en pista no acompañó a pesar de disponer de 11 cautions. Tampoco ayudó la estabilidad al frente de Kyle Busch, que lideró 377 vueltas y ganó en el único circuito dónde no lo había hecho en la Cup Series, solventando su deuda particular con el milla y media más famoso del calendario.

Continuar leyendo »

Richmond es un circuito de características extrañas dentro de los short tracks estadounidenses, un trazado que ayuda a que las carreras sean emocionantes en situaciones particulares. No fue el caso de la pasada carrera sabatina, que vio acción en los 50 últimos giros después de una gran parte de estabilidad y excesiva tranquilidad en cuanto a accidentes se refiere. La lucha por el liderato fue trepidante entre los pilotos de cuatro equipos y acabó cayendo del favor de Kyle Busch. El campeón de 2015 logró su tercer triunfo seguido en la Monster Energy Cup Series y consolidó su posición frontal en la categoría después de aguantar los ataques de los Ford, en especial de una poderosa Stewart-Haas que parecía la escuadra dominadora.

Continuar leyendo »

Llegó la cita de Bristol y el short track de gran peralte dio una buena carrera, como es habitual en uno de los circuitos más espectaculares de la Monster Energy NASCAR Cup Series. Un festival de 13 banderas amarillas y cuatro interrupciones con bandera roja por culpa de diferentes lluvias empezó el domingo y acabó el lunes, una interrupción constante del evento en la que acabaron mandando cuatro pilotos y que se cerró con el triunfo de Kyle Busch. El piloto de Toyota fue el más listo en la parte final y logró su segunda victoria consecutiva, diferente del aguante que realizó en Texas la semana anterior y que consolida su posición delantera en el campeonato.

Continuar leyendo »

Texas dio al fin un espectáculo decente en la Monster Energy NASCAR Cup Series. El milla y media de Fort Worth suele implicar carreras largas llenas de acción en cuanto a stock cars se refiere y la cita dominical cumplió con creces. Varios problemas de pilotos punteros permitieron a algunos no habituales tomar posiciones que no les corresponden en un evento longevo vencido por Kyle Busch. El de Joe Gibbs Racing se apuntó la primera victoria de la temporada en su casillero y amplió su liderato por puntos, asegurándose el paso al Playoff en una ronda con los incidentes justos para compensar la poca emoción vista en 2018 hasta antes de Semana Santa.

Continuar leyendo »

Toyota resultó el constructor más destacado en la NASCAR 2017 al conseguir victorias en 16 fechas del calendario, mientras sus adversarios de Ford y de Chevrolet alcanzaron 10 triunfos cada uno. Para 2018 se espera que la puesta en pista del Chevrolet Camaro ZL1 represente un auténtico desafío para el Camry, aunque Kyle Busch, subcampeón de esta temporada, estima que Toyota aprovechará el período de familiarización de los pilotos Chevrolet con el nuevo coche para tomar ventaja desde el inicio. Pero igual cree que es necesario desarrollar el Camry por si acaso el Camaro resulta mejor de lo esperado.

Continuar leyendo »

La primera carrera nocturna a disputar en Martinsville tuvo lugar en medio del nerviosismo habitual en NASCAR a estas alturas del año. El primer evento de la tercera ronda de play-off desembocó en un festival ofensivo en su parte final, diferenciado de un comienzo tranquilo. Kyle Busch acabó aprovechando más los incidentes ajenos y logró su quinta victoria de la temporada en el pequeño óvalo de Virginia, en una carrera que lideró en varias ocasiones y que fue artífice de toques y temas de conversación que pueden afectar al desarrollo de la lucha por el campeonato de la Monster Energy Cup Series.

Continuar leyendo »