…y también en la Xfinity Series, rozando otro triplete

 | 

La acción en los circuitos de milla y media se reparte en el calendario de NASCAR y la Xfinity Series suele ser la categoría más perjudicada. Su mezcla de jóvenes pilotos con veteranos de la Monster Energy Cup Series da poca opción a los chavales y el que más demuestra dicho dominio en cuanto a ritmo es Kyle Busch. El de Las Vegas parece haberse marcado como objetivo quitarse de encima sus carreras permitidas en las otras categorías nacionales para centrarse cuanto antes en la Cup Series y venció el tercero de sus cuatro intentos en la Xfinity, quedándole tres más para alcanzar el máximo de siete tras un evento con múltiples incidencias por culpa del frío asfalto.

Jeremy Clements trompeó en solitario al final de la primera vuelta de manera incomprensible, sin llegar a golpear a ningún rival y sin mayores complicaciones en su regreso al asfalto. Christopher Bell era el hombre de la pole y tomó el liderato inicial junto a Justin Allgaier, mientras Tyler Reddick se iba un poco largo en la primera curva intentando seguir la estela de Busch. Michael Annett, Justin Haley, Jeffrey Earnhardt, Noah Gragson y Kaz Grala peleaban duramente fuera del top 10 a la vez que las posiciones delanteras se mantenían sin apenas cambios. Bell ganó el primer segmento cómodamente, seguido de Busch, Allgaier, Cole Custer y Brandon Jones.

Busch se puso líder en boxes por delante de sus dos compañeros perjudicados: Bell fue sancionado al pasarse el límite de velocidad y Jones se llevó el gato en su pit stop, perdiendo ambos 15 posiciones. Allgaier y Brad Keselowski se tocaron en dos ocasiones en la resalida, David Starr trompeó y Tyler Hill se fue a la hierba para esquivarle y Justin Haley perdió su Chevrolet poco después y para enviar a Keselowski al muro de la curva 2, mismo lugar hacia el que Ryan Sieg desplazó a Austin Cindric. Ray Black Jr. perdió su coche en la misma curva 2 y abandonó tras un choque con el muro, en un segundo segmento lleno de interrupciones.

Custer, Gragson, Reddick y Allgaier pasaron a ser los rivales de Busch, llegando Gragson a situarse líder y remontando Allgaier en todas las resalidas anteriores. Sieg, Ross Chastain y Haley se quedaron en pista para las tres vueltas decisivas, aguantando Sieg el triunfo en el segundo segmento y Chastain el segundo puesto delante de Reddick, Busch y Bell. Bell ejecutó un gran adelantamiento a Reddick y a Busch en la entrada de la curva 3 para ponerse líder en la resalida, ascendiendo Grala en boxes pero perdiendo en pista en lucha con Allgaier, Custer, Gragson y Cindric. Bell, Reddick y Busch se alejaban de la pelea entre Jones y John Hunter Nemechek.

Custer se llevó por delante a Allgaier mientras el de JR Motorsports doblaba a Gray Gaulding y el de Ford colisionó con Jones en la siguiente resalida, quedando ambos fuera de carrera. Busch patinó más tarde en la gélida segunda curva y perdió cinco lugares, dejando la pelea por el liderato a Bell y Reddick en un intenso paralelo que aprovechó Jeb Burton para acercarse al dúo de cabeza. Allgaier y Busch eran dos hombres con prisa y rebasaron a Burton, situándose a tres segundos de Bell y Reddick a falta de una última detención por combustible que Gragson, Nemechek y Clements tomaron en primera instancia.

El propio Clements forzó una caution al quedar detenido en el medio del pit lane a falta de 12 giros. Busch y Reddick no cambiaron gomas, Bell, Grala, Briscoe pusieron dos y el resto cambiaron las cuatro en estrategias diversas. Busch no dejó opción al resalir mucho más rápido que Reddick y un toque de Grala en la curva 2 no vio la salida de la caution, dejándole el 95º triunfo en bandeja al de Gibbs. Reddick, Bell, Briscoe y Burton completaron el top 5 y su riesgo final tuvo recompensa, mientras Allgaier y Gragson acababan 12º y 13º al ser demasiado conservadores (llegando Allgaier a rozar el muro que Grala tocó después de una mala resalida).

Lee a continuación: Kyle Busch gana sin dominar en una remontada tranquila en Bristol