ESPACIOS
COMPETICIÓN
Cerrar CERRAR
Competición

4 MIN

Kyle Busch domina en remontada en Pocono

En Pocono la Xfinity Series disfruta de un territorio virgen poco explorado. Este es tan solo el tercer año en que el segundo campeonato nacional de NASCAR visita el trióvalo de distintos peraltes y ha mantenido su variedad con distintas situaciones. Por variar ha habido hasta un tercer ganador diferente con marca también distinta: si en 2016 Kyle Larson venció antes de que llegase una tormenta y en 2017 Brad Keselowski obtuvo un triunfo apurado, fue Kyle Busch el que no dio opción en 2018 a pesar de tener que ascender gracias a una penalización en boxes.

Cole Custer solo pudo aguantar su pole position durante dos vueltas y media, las que tardó en ser adelantado por un Kyle Busch demasiado rápido para la joven competencia que le rodeaba. Brandon Jones y Christopher Bell formaron el trío de Gibbs al frente, aunque Custer y Austin Cindric dejarían atrás a Jones, perdido en ritmo junto a Elliott Sadler y John Hunter Nemechek. Ryan Truex perdió su posición en el top 10 a pesar de salir segundo y gestionó mal un comienzo prometedor, en el que Custer intentó la estrategia inversa al entrar en boxes. Busch, Bell, Cindric, Sadler y Jones formaron el primer top 5 de segmento oficial del día.

Chase Elliott puso dos neumáticos nuevos en lugar de los habituales cuatro y aguantó el liderato junto a Custer una curva, tiempo suficiente para que Michael Annett perdiese el control de su Chevrolet y salvase el choque por el interior de la curva 1. Busch y Bell resalieron atrás al pasarse de velocidad en el pit lane en las paradas y ascendieron juntos en el pelotón sin demasiada dificultad, alcanzando el top 10 en pocas vueltas. Custer quedó en cabeza atacado por Justin Allgaier y Paul Menard, dos pilotos con experiencia en Cup Series. Menard acabó pasando a Custer en un doble paralelo en la última vuelta del segundo segmento para ganarlo, seguido de Custer, Allgaier, Cindric, Nemechek y un rápido Busch.

Bell, Jones, Annett y Daniel Hemric llenaron gasolina antes del final de la primera mitad de carrera, asegurándose posición en pista pero obligándose a regresar al pit lane para llenar el tanque de nuevo. Nemechek no paró y tenía detrás a Jones y Bell con gomas gastadas de tres vueltas y Matt Tifft (dos neumáticos nuevos y primero de los líderes).  Annett y Chase Briscoe chocaron en la curva 2, forzando una rápida caution justo antes de la cual había parado Allgaier para buscar llegar por gasolina. El propio Allgaier juzgó mal la siguiente resalida y se fue al muro al no ver a Dylan Lupton, colisonando el descontrolado Allgaier con Bell en la segunda de las rectas.

El débil Nemechek perdió hasta 20 posiciones con gomas muy desgastadas y los accidentes consecutivos ayudaron a Busch a recuperar la primera posición. Menard parecía ir a por el liderato pero se perdió entre resalidas junto a Sadler, que recuperó lugares tras unos pequeños daños que mermaron su rendimiento. Custer, Hemric y Cindric quedaban a poco más de un segundo del líder, siendo a su vez alcanzados por un Elliott de gomas frescas. Custer acusó el desgaste y fue rebasado por sus tres rivales, yendo Hemric a la infructuosa caza del liderato en los últimos giros.

Se limitó Kyle Busch a mantener la compostura y ganar la carrera, su primera del año en Xfinity para ser así el undécimo ganador distinto en los 12 primeros eventos. Los mejores neumáticos de Elliott le ayudaron a ser segundo, pasando en la última vuelta a un buen Hemric. Les siguieron Cindric, Custer, Sadler, Nemechek, Menard, Reddick y Truex. Ross Chastain y Shane Lee rozaron el top 10, conformándose con un top 20 que alcanzaron Tifft, un ascendente Kaz Grala y el recuperado Alex Labbé después de su imprevista intoxicación.

Cargando...