CERRAR
MENÚ
Diariomotor Competición
WEC

3 MIN

La carrera se estabiliza a la espera de que lleguen las horas más temidas en Le Mans

24-horas-le-mans-2020-wec-rebellion-noche

Tocaba ver si Toyota iba a poder darle la vuelta en las últimas nueve horas de carrera para poder despedir al Toyota TS050 Hybrid LMP1 con un doblete en Le Mans. Con el sol lejos todavía de aparecer (al menos quedan otras dos horas de oscuridad), la carrera ha centrado su atención en la unidad número #7 de los japoneses, con Pechito López buscando reducir la gran desventaja que tenía en esos momentos con los dos Rebellion R-13, precisamente en ese último periodo antes del amanecer en el que se empieza a hacer patentes el cansancio y los errores.

Lo tendrá complicado, todavía con más de dos vueltas de desventaja sobre el coche en el que se encontraba Louis Deletraz, convirtiéndose una vez más el prototipo de Conway, Pechito y Kobayashi al que le ha tocado remar más a contramarea después del problema con el turbo. En el caso del #8, el pinchazo en la rueda delantera izquierda al principio de carrera y un pequeño paso por boxes para reparar el conducto de freno delantero derecho han sido los mayores quebraderos de cabeza desde el inicio. La diferencia es abultada, con el #7 tenieno de desventaja tres y cinco vueltas perdidas respecto a los LMP1 helvéticos.

En LMP2, la batalla se encuentra muy reñida, con los dos coches de United Autosports rodando con el 1-2 a menos de un minuto de distancia y con cambios constantes en el liderato, mientras que el prototipo de JOTA también se mantiene dentro del margen de una vuelta a pesar de que tuvieron que hacer un paso por boxes con el fin de ajustar los cinturones a Antonio Félix da Costa. La imagen de estas últimas horas la dejaban el LMP2 del Racing Team Nederland ORECA y el Ferrari de Weathertech (primer abandono en GTE Pro), los cuales colisionaban y se iban a la grava en la zona de Tertre Rouge en una acción en la que no ha quedado clara la responsabilidad del accidente.

😱 The @RacingTeamNL #29 and the Ferrari @RaceWeatherTech #63 got too close.#SocialDistance#LeMans24pic.twitter.com/U0Y5VE2e9m

— 24 Hours of Le Mans (@24hoursoflemans) September 20, 2020

En GTE Pro parece haberse quedado en una cosa de dos después de que el Ferrari de AF Corse con el dorsal #71 con el que compite Miguel Molina se hundiera en la clasificación tras el pinchazo que sufría Sam Bird en torno al ecuador de la carrera y que le hacía perder más de 10 minutos. Ahora mismo el Aston Martin Vantage GT #97 pilotado por Alex Lynn y el Ferrari #51 de Alessandro Pier Guidi se están turnando al frente de la clasificación de la categoría, mientras que el segundo de los Aston y el primer Porsche, el #91 de Richard Lietz se mantienen a dos vueltas.

Sin cambios en GTE Am, donde los Aston Martin con el #90 y el #98 siguen a la cabeza. El Porsche 911 RSR GTE #77 de Dempsey-Proton es tercero, pero a más de un minuto detrás del Vantage #98. El DragonSpeed ​​#21 de LMP2 se retiró oficialmente de la carrera tras muchos problemas de motor, convirtiéndose en el quinto coche de su categoría que dice adiós a la prueba y dejando a Juan Pablo Montoya sin opciones de cruzar meta en su segunda participación.