La FIA potencia la F2 y endurece los requerimientos para participar en sesiones libres de F1

 |  @alexgarciagv27  | 

Las decisiones de la FIA suelen ser criticadas muy a menudo, pero se da la situación de que raramente logran tomar caminos que convenzan a todo el mundo. Incluso cuando en algún caso se decide algún cambio aplaudido, este suele ir acompañado de otro que provoca la sensación contraria. Esta misma semana sucedió algo parecido, al confirmarse un ligero endurecimiento de los requerimientos para participar en sesiones libres de la Fórmula 1… acompañados de una ‘exagerada’ ventaja de la Fórmula 2. Criticable, sí, pero no inesperado, por cuanto en Liberty Media les interesa potenciar la que será su segunda categoría en los fines de semana de carreras.

El razonamiento detrás del cambio estaba en mantener cierto nivel de exigencia en lo que se refiere a los pilotos que pueden tomar parte en los primeros entrenamientos libres del viernes. Típicamente, se les pedía una Superlicencia ‘estándar’ pero el tiempo trajo ciertos cambios y ello permitió que pilotos sin excesiva experiencia o nivel pudieran rodar en un fin de semana de Gran Premio. A partir de 2018, cualquier piloto que quiera estar un viernes en pista deberá tener disputadas seis carreras en la Fórmula 2 o tener acumulados 25 puntos de Superlicencia en los tres años anteriores.

El cambio es positivo, por cuanto permite que pilotos exitosos de la GP3 y la Fórmula 3 —e incluso de otras categorías, llegado el punto— puedan tener una oportunidad de subirse al Fórmula 1 en una sesión libre, siempre que haya un acuerdo con los equipos. Pero aún así, hay que cuestionar el hecho de considerar válida para subirse a un Fórmula 1 la experiencia de seis carreras —tres rondas— en la Fórmula 2. Sobre todo teniendo en cuenta que en esta categoría no hay restricciones de puntos ni resultados. De esta forma, a golpe de talonario un piloto puede meterse en la Fórmula 2, disputar varias citas… y estar subido en un Fórmula 1 en los libres en menos de media temporada.

El tiempo dirá si esta medida acaba resultando demasiado polarizada, aunque se conoce la intención de Liberty Media de dar mayor protagonismo a una Fórmula 2 que desde que comenzó en 2005 como GP2 ha sido la gran desconocida a nivel mediático más allá de los grandes seguidores de la categoría reina. El objetivo será dotarla de mayor interés, por lo que situarla como el campeonato de promoción principal de la Fórmula 1 podría ayudar a cambiar la percepción actual. Claro, que más allá de la imagen, está el asunto deportivo… que debería primar por encima de todo.

Lee a continuación: ¿Y ahora qué van a decir de las chicas en los circuitos?

  • Glemt

    Creo que con los 25 puntos es suficiente para subirse al monoplaza. Lo de las 6 carreras, es innecesario…