CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

3 MIN

La FIA revela nuevos datos sobre el sistema 'Halo IV'

Iván Fernández | 26 Jul 2017
red-bull-halo-II-silverstone-temporada-2016
red-bull-halo-II-silverstone-temporada-2016

Como decíamos tajantemente ayer, nada podrá evitar la llegada del Halo como sistema de protección frontal para los habitáculos de los Fórmula 1. Ahora la Federación Internacional está obligada a profundizar en el reglamento, detallar las medidas de la evolución definitiva, intentar que el impacto visual sea el menor posible sin poner en riesgo la finalidad con la que ha sido creado, incluirlo en el reglamento técnico de la próxima temporada y obligatoriamente, buscar que el resto de categorías Open Wheel también lo utilicen, ya que el riesgo por el que ha sido diseñado también implica a todas las fórmulas que se encuentran por debajo de la categoría reina.

Con motivo del Gran Premio de Hungría, última carrera antes de las vacaciones de verano, la FIA ha querido aclarar algunos puntos clave del futuro Halo. El primero de ellos es el peso extra de 5 kilógramos que se espera que aporte el sistema completo con los anclajes de tres puntos en el reglamento. Esto deberá tenerse en cuenta de nuevo a la hora de determinar el peso mínimo de los monoplazas, pasando de los 728 kg actuales a los 733 de 2018. ¿Por qué 5 kg más? No es que el Halo sólo tenga ese peso, sino que en el reglamento de 2017 ya se tuvo en cuenta un margen de peso para la introducción de un sistema de protección para la cabeza, algo que finalmente no se llevó a cabo, pero que tampoco varió la cifra de 26 kg que se aumentó para dicha temporada.

A falta de conocer la cuarta versión del Halo (la cual se espera que tenga el pilar central ligeramente más estrecho), también deberá estipularse un nuevo tiempo límite en el que el piloto debe ser capaz de salir del coche por sus propios medios. Actualmente se exige que el piloto, ‘atado’ y con el volante puesto, sea capaz de abandonar el coche en cinco segundos. Ahora las pruebas con el sistema de protección colocado hablan de un tiempo promedio que debe estar por encima de los ocho segundos y por debajo de los diez.

En cuanto al resto de cifras que debe de cumplir en las pruebas estáticas, tendrá que resistir una fuerza vertical de 116 kN, una frontal de 46 kN y finalmente una carga lateral de 93 kN. En cuanto a los diseños que vimos el otro día, integrándolo en la librea como en el caso del R.S. 27, la FIA también ha pensado en ello y en principio sólo se permitirá ‘decorar’ el anillo superior u no los pilares.

Vía | AMuS