CERRAR
MENÚ
Diariomotor Competición
Fórmula 1

2 MIN

La imagen del día: un asfalto propio del rodeo

baches-austin

El Circuito de las Américas mantiene intacta una de las aficiones del condado de Texas. Los rodeos es una de las tendencias más importantes que existen en esa parte de Estados Unidos. A diferencia de esa práctica, el trazado de Austin lo ha hecho sobre el asfalto  en peores condiciones que se recuerden desde hace años.

Las bajas temperaturas de la sesión matinal y la humedad ya ponían sobre aviso a los pilotos y equipos. Tenían que ir con cuidado si no querían cometer errores. En las frenadas de las dos rectas del trazado americano eran cada vez más grandes las irregularidades y baches, haciendo que los monoplazas tuvieran un peculiar traqueteo cuando pasaban por ese punto, llegando a derrapar en plena frenada.

Las alarmas saltaron en los equipos cuando pasaban por zonas que supuestamente deberían estar en mejores condiciones  pero el asfalto estaba cada vez más rizado. Esto sucedió por ejemplo en la contra recta. La irregularidad y diferencias de altitudes hacían que los pilotos estuvieran vibrando más de lo habitual en esa zona.

En otras zonas del circuito también sucedía lo mismo. Era el caso de las dos zonas de curvas enlazadas a derechas que se encuentran al final del circuito. Se trata de unos puntos en los que habitualmente tampoco se frena. De este modo, se dejaba en evidencia el lamentable estado en el que se encontraba la pista americana. Este tipo de “rugosidad” se produce por el denominado efecto suelo, que es cuando los monoplazas rozan con el fondo el asfalto.

Hace varios meses, con la visita del mundial de motociclismo al trazado de las Américas, fueron varios los pilotos que se sorprendieron por los problemas que tenían para controlar sus motos en este circuito. Cabe destacar que la pista de Austin no se reasfalta desde hace varios años y en la presente temporada tuvieron que pulirla, haciendo que se levantase una fina capa que hacía que el trazado fuese más resbaladizo.