La victoria más embarazosa de Lewis Hamilton: "no sabía qué hacer y no quería estar allí"

 |  @fernischumi  | 

No quería estar allí e incluso apoyó la mano sobre el hombro de Valtteri Bottas mientras mantenía la mirada pérdida. Lewis Hamilton no quería ganar así en Rusia y lo último que le apetecía, al menos de puertas para afuera, era subir a lo más alto del podio a escuchar el himno británico. El ademán de repetir aquel Gran Premio de Austria de 2002, con Michael Schumacher cediéndole el primer escalón a Rubens Barrichello entre los abucheos de los aficionados se quedó en eso, especialmente porque el finlandés no estaba dispuesto a reemplazar en dicha posición a su compañero en Mercedes AMG F1.

Únicamente James Allison parecía contento el pasado fin de semana en el podio del Circuito de Sochi, incluso resultó difícil para los fotógrafos encontrar una instantánea dentro de sus carretes en el que no pareciera que Hamilton y Bottas se encontraban asistiendo a un funeral. Las órdenes de equipo no dejaron satisfecho a nadie, e incluso Toto Wolff tendría que entonar el 'Mea Culpa' para explicar lo sucedido aquella tarde.

Nos liamos con el modo en que hicimos las llamadas a boxes. Hicimos lo correcto con Valtteri, pero paramos a Lewis una vuelta demasiado tarde. Fue culpa mía, porque estaba inmerso en una discusión con James Vowles cuando tenía que haber ordenado la parada. Esa es la razón por la que paró una vuelta demasiado tarde y perdió la posición mientras considerábamos qué hacer.

La radio final en la que Wolff trataba de consolar a Bottas rebajando su cabreo al prometerle una charla posterior dejaba entrever que podríamos ver las órdenes de equipo contrarias una vez que Hamilton haya asegurado su quinto título Mundial, sin embargo, esto quedaba totalmente apagado después de que el propio Valtteri afirmara que no estaba dispuesto a aceptar ninguna victoria regalada por parte de su compañero de box ni esperar a que este haya cantado el alirón. Ahora ha sido Lewis Hamilton el que ha querido explicar sus sentimientos acerca de lo ocurrido el pasado domingo después de que Bottas le dejara pasar por la preocupación generada del Blistering que se encontraba en uno de sus neumáticos traseros.

Fue una situación muy embarazosa. No sabía qué hacer y no quería estar allí. No me sentí en mi lugar en el escalón más alto del podio. Hice lo que estaba pasando por mi mente en ese momento.

Lee a continuación: Mercedes coloca un clavo más en el ataúd de Ferrari. Crónica del GP de Rusia 2018

  • Brian Clariana

    Mmmm la prensa aplicara las mismas preguntas que le hicieron a Alonso allá por el 2010 ?? Bottas se convertira el otro año en un Reutemann ??